Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
[email protected]

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos:

Sulfato potásico en frutales

Buscando una nutrición equilibrada

La plantación y mantenimiento de un cultivo arbóreo requiere un gran conocimiento de las técnicas de fertilización y de los productos utilizados evitando así errores que podrían ser costosos.

El objetivo de la fertilización es, producir en el cultivo un buen enraizamiento y un rápido desarrollo. Además, el programa de fertilización anual debe consistir en un balance equilibrado de nutrientes de cara a optimizar la producción y la calidad. La elección de cada uno de los fertilizantes debe estar en función de los análisis de suelos y los diagnósticos foliares.

Para una plantación en producción, los fertilizantes deberían ser aplicados a finales de invierno o principios de primavera. El fósforo, cuya movilidad es pequeña, debería ser aplicado cercano a las raíces. (Gráfica 1).

Sulfato-potásico-en-frutales-g1

En cuanto a la fertilización potásica, la clave del éxito está en la combinación de una fertilización de fondo junto con aportes anuales de potasio. Un estudio de diez años en manzana llevado a cabo en el centro de investigación Pôle d’Aspach en Francia, demostró los beneficios de los dos aportes.

Los dos aportes son necesarios incluso después de los diez años. Los aportes anuales no compensan la ausencia de fertilización de fondo y viceversa.

Deficiencia de potasio en Manzano

Deficiencia de potasio en Manzano

Deficiencia potásica en ciruela

Deficiencia potásica en ciruela

¿Qué fertilizante potásico?

El aporte de potasio es preferible que se haga en forma de sulfato potásico por el importante papel que juega en la formación de azúcares y componentes organolép-ticos. El sulfato potásico es ideal para el cultivo de árboles frutales: es ideal para todas las especies sensibles al cloro y al exceso de salinidad.

En suelos con altos niveles de cloro, el calcio activo tiende a bloquear el hierro disponible dando lugar a clorosis férrica.

El anión sulfato tiene un efecto acidificante que ayuda a liberar el hierro. En cualquier situación, el sulfato potásico asegura un adecuado aporte de hierro al cultivo.

Además de aumentar la resistencia a las heladas, el sulfato potásico aumenta la producción de materia seca: esto da lugar a frutos firmes que pueden ser transportados con facilidad y cuya resistencia al almacenamiento es mayor.

Deficiencia potásica en melocotonero

Deficiencia potásica en melocotonero

A la izquierda, una manzana perteneciente a un cultivo tratado con sulfato potásico comparado con el control a la derecha

A la izquierda, una manzana perteneciente a un cultivo tratado con sulfato potásico comparado con el control a la derecha

Sulfato potásico para aumentar la calidad

Como resultado de la función que realiza el sulfato potásico en el transporte de azúcares a los órganos de reserva, el sulfato potásico tiene una influencia directa en el calibre de los frutos. El resultado de este experimento muestra claramente el efecto positivo del sulfato potásico sobre el calibre de las manzanas. Igualmente es digno de atención la influencia que ejerce sobre los niveles de azúcar y el balance entre el contenido de azúcares y la acidez, parámetros que tienen una influencia clara en el sabor de los frutos. (Gráfica 2).

Sulfato-potásico-en-frutales-g2

El sulfato potásico también incrementa los niveles de pigmentación en frutos, dándoles una mayor apariencia y una intensa coloración.

Además de todos estos beneficios, el sulfato potásico aporta azufre en una forma totalmente disponible para el árbol. El sulfato potásico no contiene cloro, que podría perturbar la transpiración de las plantas y por tanto su crecimiento. La utilización de agua por la planta está mejor regulada por lo que se reducen los impactos negativos en periodos de sequía.  HC