Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
[email protected]

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos:

Manejo de los sistemas de goteo en cultivos orgánicos

Aspectos de nutrición

El cultivo orgánico representa un desafío a los agricultores porque a pesar que muchos lo conciben como un cultivo sencillo, donde no hay que preocuparse por las plagas o enfermedades, la realidad demuestra lo contrario. El cultivo orgánico rentable requiere de agricultores con experiencia y conocimiento, con iniciativa y capacidad para adoptar nuevos criterios de manejo. Requiere también un excelente conocimiento de ciclos de vida de insectos, predadores naturales y efectos del clima en el comportamiento.

El tema de la nutrición alcanza también cambios fundamentales con respecto a la fertirrigación clásica. El riego por goteo introdujo el concepto del fertirriego, donde los nutrientes son aplicados a todo lo largo del periodo de cultivo, según las raciones y las relaciones que la fisiología del cultivo lo determinan. En cambio, la filosofía del cultivo orgánico prevé que el suelo sea el principal proveedor de nutrientes, sobre todo en base a una fertilización o mejoramiento previos al cultivo.

En este punto es donde observo el mayor inconveniente en el manejo de la nutrición. Aun se pretende fertilizar según la manera tradicional en cuanto a que todo el fertilizante (orgánico en este caso) sea inyectado en el flujo del agua de riego.

Esto trae consigo dos problemas:

El primero tiene que ver con la filosofía orgánica que promueve buscar el mejoramiento del suelo en todas sus características, como factor previo al cultivo comercial que nos interesa. En el mundo esta etapa se realiza ya sea a través de un cultivo anterior convenientemente apto para el segundo cultivo que deseamos, tanto a nivel sanitario como a nivel nutritivo, y un buen trabajo mecánico del suelo; el otro método muy usado es la incorporación de composta (residuos orgánicos procesados naturalmente) al suelo; este método se usa aún muy poco en México, a pesar de ser la columna vertebral del cultivo orgánico.

El segundo problema es que se trata de incorporar toda la “fertilización orgánica”, a través del riego usual por goteo, produciendo serios problemas en la uniformidad del cultivo debido a taponamientos parciales o completos de los goteros.
De los diferentes tipos de filtración usados comúnmente en riego presurizado el filtro de discos y el filtro de grava son los más apropiados para orgánicos, por la alta capacidad para retener partículas y fibras orgánicas.

Trataré aquí de explicar un punto de vista que permite realizar todos los pasos del cultivo orgánico con eficiencia, desde el ángulo del riego por goteo.

  • Preparación previa del suelo (con referencia al cultivo previo) y prefertilización a base de composta.
  • Uso de fertilizantes orgánicos líquidos o sólidos a disolver, sin grasas y sin materiales no disolvibles. La selección de materiales aptos es fundamental recordando que buscamos material disuelto (no en suspensión).
  • Uso de mangueras con goteros de paso amplio y calibre suficiente para que no halla fugas. Cuando las mangueras tienen paredes gruesas no es frecuente observar charcos de agua. Esto es importante como preventivo sanitario en la aparición de enfermedades fungosas y/o plagas en el cultivo.
  • Filtración previa de los fertilizantes (120 mesh = 130 micras), filtraje de control en el terreno y selección de los sistemas más aptos para la filtración de productos orgánicos.
  • Drenaje de limpieza de las mangueras y/o maniful.

El detalle de cada uno de estos puntos se muestra en las imágenes de la presentación visual que acompaña este informe.

Manejo-de-los-sistemas-de-goteo-en-cultivos-orgánicos-2

En resumen, podemos usar sin problemas el riego por goteo en el cultivo de hortalizas si entendemos las particularidades del fertirriego y usamos equipo adaptado específicamente. Ese equipo incluirá goteros con pasos internos amplios, espesor suficiente para evitar fugas con roce con objetos cortantes, tuberías de lavado, etc.

Hemos observado que los filtros de anillos son más eficientes que los filtros de malla para detener material orgánico en suspensión, por lo tanto los recomendamos.

El uso de mangueras gruesas, con goteros confiables, reusables, es recomendado tanto por la confiabilidad contra taponamientos que ofrecen los goteros que contiene como así también porque disminuye la cantidad del material plástico desechado en cada ciclo que produce el riego con mangueras delgadas o cintas, y que se oponen a la filosofía anticontaminante del cultivo orgánico.

Uno de los factores fundamentales en el enriquecimiento del suelo, previo al cultivo de hortalizas, es la fabricación de la composta.

Como ejemplo les presento una “receta” típica del contenido de este material:

1. Materia prima. Estiércol vacuno, equino, caprino, etc.
Materia orgánica: pastura, paja, residuos vegetales.

2. Agregados: fosfato bruto natural 10 kg por cada m3.
Tierra hasta 5%.
Residuos urbanos limpios de cuerpos extraños.

3. Opcional (recomendado): gallinaza 10-15%.

Otro uso de equipo de riego es en el proceso natural que transforma residuos orgánicos en composta, y que puede ser acelerado y mejorado manteniendo una alta humedad en la pila de fabricación, para lo cual contribuyen microaspersores o aún mangueras de goteo. HC
Ing. Alberto Aiziczon
Netafim