Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
[email protected]

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos:

30 Ton. diarias de Champiñones y setas

En la Central de Abasto de la Ciudad de México (CEDA) se comercializan champiñones y setas cultivados, durante todo el año y, los hongos, solo en temporada de lluvias. Cada día llegan entre 20 y 30 toneladas de estos productos y se comercializan desde las 10 de la noche.

Sergio Palacios Trejo, Coordinador y Administrador General de la CEDA indica que el sector de Flores y Hortalizas es el lugar al que llegan los comercializadores de los mercados públicos y tianguis de la ciudad de México; distribuidores mayoristas y el ama de casa, porque encuentran una amplia variedad de hortalizas recién cosechadas, que los productores de diversos estados ofrecen, desde las 10 de la noche, en las “Noches de Plaza”.

“También llegan los grandes chefs que han encontrado en la Central el espacio idóneo para adquirir productos frescos de gran valor nutricional, como los champiñones y las setas, que son fuente de inspiración para preparar los más sofisticados platillos de la cocina gourmet e internacional”, apuntó Palacios Trejo.

María de la Luz Tenorio Camacho, comerciante y distribuidora de champiñones y setas en el sector de Flores y Hortalizas de la CEDA explica que los champiñones cultivados, en sus variedades portobello, cremini y portobellini, en tamaños jumbo, mediano y botón, llegan de San Miguel de Allende, Guanajuato, así como de Querétaro, Tlaxcala y la Ciudad de México, principalmente. “Los champiñones cultivados siempre son de color blanco y las setas se pueden encontrar en colores blanco, café claro, aperlado y, el más reciente en color rosa que se ha vendido muy bien”, señaló.

“Los champiñones, los hongos y las setas son primos hermanos –explica Gloria Plata Alfaro, comerciante del mismo sector- lo importante es su preparación que permite acentuar su sabor fresco y aromático”.

Doña Gloria Plata añade que en esta temporada de lluvias también hay una gran variedad de hongos comestibles silvestres que aparecen como por arte de magia y son los favoritos de muchos, por su rico aroma a tierra. “Tienen formas, colores, tamaños y muchos nombres como los clavitos, trompetas, yemitas, añiles, juandiegos, gachupines, pancitas, xoletes, duraznillo, paraguas, anacates, yuyos, terneritas, senzos, pambazos, rubellones y orejitas, entre otros más”, destaca.

Estos deliciosos manjares son muy nutritivos porque contienen una gran cantidad de proteínas. Gracias a su contenido de fósforo, son alimento ideal para incluirlos en la dieta de mujeres embarazadas, niños y adolescentes, ya que son muy importantes en la formación de huesos y dientes. Por su contenido de ergosterol, sustancia que en el organismo se transforma en vitamina D, mejoran el aprovechamiento del calcio y del fósforo.

Finalmente, María de la Luz Tenorio Camacho y Gloria Plata Alfaro coinciden en señalar que anualmente, productores y comercializadores de estos productos, organizan una degustación gratuita dirigida a restauranteros, chefs y empresarios de la gastronomía. “Durante tres días hacemos degustaciones para toda la población para que venga a probar cada uno de los 50 platillos diarios que ofrecemos y donde los champiñones y setas son los protagonistas”, finalizaron.