Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
[email protected]

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos:

Nueva guía para selección de variedades de papa

Metodología para la selección participativa de variedades de papa, presentada en Lima, Perú, describe cómo implementar un modelo que permita incorporar las perspectivas y el conocimiento campesino en el proceso de selección de nuevas variedades de papa.

La obra Selección participativa de variedades de papa usando el diseño mamá y bebé: una guía para capacitadores con perspectiva de género fue producida por el Centro Internacional de la Papa (CIP) y el Programa Regional de Investigación e Innovación por Cadenas de Valor Agrícola (PRIICA) del Instituto Interamericano de Cooperación para la Agricultura (IICA) y la Unión Europea (UE).

Tras más de diez años de pruebas y adaptaciones con investigadores y agricultores, la guía presenta todos los pasos que se requieren para desarrollar el diseño Mamá y Bebé (M&B), desde la preparación del experimento, sus aspectos logísticos, las recomendaciones generales y la planificación de los ensayos, hasta cómo seleccionar a los participantes y realizar las evaluaciones en la cosecha y pos cosecha, y cómo realizar el análisis estadístico de los datos.

“La estrategia de evaluación que subyace en el diseño mamá y bebé da voz a los agricultores, reconociendo que hombres y mujeres tienen experiencias, percepciones y conocimientos valiosos y diferentes que deben ser incorporados en el proceso de selección de nuevas variedades”, destacó Oscar Ortiz, director general adjunto de Investigación y Desarrollo del CIP, durante el lanzamiento de la publicación.

El diseño M&B, adaptado por el CIP para el cultivo de papa, además de brindar especial atención a aspectos de género, ofrece la posibilidad para los agricultores de probar diferentes paquetes tecnológicos adaptados a sus condiciones agroecológicas y socioeconómicas, generalmente asociados al manejo de papa bajo condiciones marginales.

Para Allan Meneses, especialista en Investigación e Innovación Tecnológica del PRIICA, “fortalecer las capacidades de los especialistas a cargo de los procesos de selección mientras se vinculan a los otros actores público-privados de la agrocadena y toman en cuenta las demandas de los productores, ha sido parte de la estrategia de intervención con la que el Programa ha contribuido a mejorar las condiciones de inseguridad alimentaria en América Latina”.

De acuerdo con Stef de Haan, autor principal de la guía e investigador de raíces y tubérculos, “el diseño M&B puede aplicarse fácilmente de forma descentralizada en condiciones marginales, donde la introducción de nuevas variedades puede tener un impacto directo y positivo, como por ejemplo en lugares donde la gente no sabe escribir, o donde existen diferencias importantes en las percepciones de hombres y mujeres”.

Las metodologías participativas han ido adquiriendo una creciente importancia en los procesos de selección de variedades pues permiten que los agricultores de entornos ambientales específicos puedan escoger, seleccionar y probar variedades de diferentes cultivos que se adaptan mejor a sus requerimientos.

“Así, los agricultores son los primeros (y no los últimos) en probar posibles nuevas variedades y determinar si estas realmente se ajustan a sus condiciones de manejo, mercado, preferencias de cocina, etc. De esta manera se aumenta la probabilidad de lograr una adopción temprana y de tener impacto con el mejoramiento genético para condiciones marginales”, explicó de Haan.

El documento fue validado por profesionales y facilitadores de diversas organizaciones de programas nacionales de investigación agrícola, como el Instituto Nacional de Innovación Agrícola (INIA), las ONG Asociación Pataz y Grupo Yanapai, la Universidad para el Desarrollo Andino (UDEA) y la red regional de innovación de la agrocadena de la papa establecida por el PRIICA en Centroamérica y Panamá.

Hasta el momento, el diseño M&B ha sido aplicado en Colombia, Perú, Bután, Nepal, Bangladesh y Centroamérica. Se espera que la publicación de la guía ayude a difundir aún más su ejecución en Centro y Sudamérica, donde los sistemas agrícolas basados en papa cumplen un rol importante para asegurar la seguridad alimentaria.