Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
[email protected]

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos:

10 mil has. de hortalizas en Mexicali

La representación estatal de la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) en Baja California, reporta que durante el actual ciclo agrícola otoño-invierno 2020-2021 en los campos agrícolas del Valle de Mexicali, se encuentran sembradas 10 mil 431 hectáreas con diversas hortalizas, entre las que destacan el cebollín y la lechuga, principalmente.
Juan Manuel Martínez Núñez, representante de la dependencia federal, comentó que la mayor superficie sembrada, la ocupa el cultivo del cebollín con el establecimiento de 3,197 hectáreas, la mayoría de ellas, sembradas en los campos agrícolas del Centro de Apoyo al Desarrollo Rural (CADER) Guadalupe Victoria. Dicho cultivo presenta un avance de siembras del 80.49 por ciento, con respecto de las 3,972 hectáreas programadas para este ciclo, de acuerdo a lo reportado por el Distrito de Desarrollo Rural 002, Río Colorado (DDR 002), que representa Carlos Zambrano Reyes.
En segundo lugar, se ubica la lechuga bola y romana, con la siembra de 1,897 hectáreas. Las mayores siembras registradas al día de hoy, se han dado en los campos agrícolas de los CADER Benito Juárez con el establecimiento de 1,419 hectáreas. La superficie expedida para este ciclo, en ambas presentaciones, es de 2,357 hectáreas. Martínez Núñez, explicó que en tercera posición se ubica la col de Bruselas con la siembra de 1,013 hectáreas. La cuarta posición la ocupa el cilantro mazo con 817 hectáreas y en un quinto lugar el Brócoli con 745 hectáreas. Ambas hortalizas han sido sembradas en los campos agrícolas de los CADER Benito Juárez y Guadalupe Victoria, mayormente.
En adición a estos cultivos, en el Valle de Mexicali hay 433 hectáreas de apio; 280 hectáreas de rabanito; 189 hectáreas de Leek; 182 hectáreas de repollo; 133 hectáreas de coliflor; 123 hectáreas de broccolette; 121 hectáreas de ajo; 108 hectáreas de cebolla blanca; 107 hectáreas de perejil; 85 hectáreas de tomatillo; 60 hectáreas de betabel; 20 hectáreas de kale; 17 hectáreas de quelite; 13 hectáreas de calabacita; 11 hectáreas de zanahoria; 10 hectáreas de chile y 3 hectáreas de acelga.
Comentó que los últimos años, las hortalizas representan en promedio el 10% de la superficie cosechada en el Distrito, pero aportan en 45% del valor de la producción agrícola del Valle de Mexicali.
Poco afectados Jornaleros en Vizacaíno y La Paz, BCS
Pese al reciente aumento en el número de contagios de Covid-19 en Baja California Sur, la población de jornaleros agrícolas ha resultado entre las menos afectadas. En la zona agrícola del Valle de Vizcaíno, a donde tradicionalmente llegan cada año más de 6 mil obreros del campo para trabajar en la recolección de hortalizas, no se sabe de algún deceso en esta comunidad, aunque sí de varios contagios.
Y es que desde el inicio de la emergencia sanitaria las grandes agroempresas que se dedican a la producción y exportación de hortalizas implementaron una serie de medidas para evitar la entrada y la propagación del virus como la aplicación de pruebas PCR para detectar Covid-19 desde el origen de los migrantes, filtros sanitarios en los campamentos, en los empaques y los campos de cultivo; uso obligatorio de cubre bocas en lugares abiertos y cerrados, aislamiento de 15 días a los grupos recién llegados, ya sea en hoteles contratados para este fin o en habitaciones separadas del resto del campamento, y confinamiento y atención temprana para los casos sospechosos.
Jornaleros entrevistados, señalaron que el riesgo mayor para los trabajadores agrícolas no está en el campo sino en las tiendas del pueblo a las que se deben de acudir para adquirir los víveres y en donde no hay control en el aforo, no se usa el cubre bocas ni se respeta la sana distancia, razón por la cual algunas tiendas trasladan unidades hasta los ranchos a fin de evitar la salida de las familias. Otro factor de riesgo es el alto consumo de alcohol entre los jornaleros que salen del campamento durante los fines de semana.
Siendo una población joven, los contagios entre jornaleros no han sido del mismo impacto como entre el resto de la población, especialmente de ejidos y comunidades rurales de la región en donde predomina población de adultos mayores. Debido a que su trabajo es el aire libre y gran parte de los migrantes llegan sin familia debido a que permanecen durante unos 4 meses, tiempo que dura la cosecha de tomates, chiles, fresas y calabacitas, entre otras; la mayoría proviene de Oaxaca y Veracruz, y algunos en la ruta de Sinaloa y Baja California en donde también se ocupan en la recolección de hortalizas.
De acuerdo a la información de la Secretaría de Salud, en la zona agrícola del Valle de Vizcaíno hay en la actualidad 15 casos activos de Covid-19 y 142 recuperados de los cuales 49 corresponden al ejido Díaz Ordaz: Van 5 defunciones, y se sabe que de un número no cuantificado de personas contagiadas que están resguardados en sus casas atendiéndose con médicos particulares o con remedios caseros, por lo que no aparecen en las cifras oficiales.
Sobre este asunto, el presidente municipal de Mulegé Felipe Prado, informó que debido al crecimiento en el número de casos positivos, decesos y casos sospechosos, se decidió la suspensión total de la venta de bebidas alcohólicas durante este fin de semana, con el propósito de disminuir las aglomeraciones que se registran en fiestas y convivios en donde se consumen grandes cantidades de bebidas embriagantes y que en buena medida han sido la causa del crecimiento en los contagios.
Recordó que desde el inicio de la pandemia, Mulegé fue el primero y el único municipio que instaló retenes en la carretera transpeninsular para impedir el paso de personas que llegaban en plan de vacaciones; en algunas comunidades se limitó la venta de cerveza y se colocaron retenes a la entrada de los pueblos para inhibir la llegada de visitantes, e incluso, por acuerdo de la comunidad se instauró un toque de queda voluntario a partir de las 10 de la noche.
En el caso de los jornaleros de Vizcaíno, recordó que las agro empresas accedieron a realizar las pruebas PCR a sus trabajadores y a extremar las medidas sanitarias en sus empaques y en sus campamentos, lo que ha evitado que la pandemia se desborde entre la población de migrantes.