Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
[email protected]

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos:

El Arte de exportar

32

Calidad y demanda hacen que fluyan exportaciones


La industria nacional de producción de hortalizas bajo agricultura protegida se encuentra preparada para afrontar los procesos de revisión aduaneros que solicita el gobierno estadounidense, mismos que deberán aumentar su infraestructura y personal para verificar las más de 3 mil toneladas anuales que cruzan la línea fronteriza.

Las nuevas inspecciones fronterizas son el componente clave del nuevo acuerdo de suspensión del tomate firmado en septiembre, después de más de un año de negociaciones. Aunque ya se empezaron a implementar desde el pasado 1 de abril, el USDA (Departamento de Agricultura) sigue en el proceso de contratar y capacitar a inspectores adicionales en todos los cruces fronterizos para no entorpecer el flujo de los perecederos.

Existe una preocupación generalizada en la industria por los problemas de acceso y de cuello de botella que esta nueva disposición pueda presentar. Las inspecciones buscan reducir los envíos de aquellos que desean enviar productos inferiores en calidad a lo que realmente demanda el mercado con el objetivo de mantener un nivel de precios de acuerdo a una oferta homogénea.

Los cuatro meses que duró el arancel a la exportación del tomate mexicano hacia los Estados Unidos, durante la negociación del nuevo acuerdo de suspensión del tomate, el año pasado, se tradujeron en más de 200 millones de dólares para los productores nacionales, tras el vencimiento de la negociación por presuntas prácticas de dumping denunciadas por los productores de Florida.

Sin embargo, la calidad del fruto mexicano es su principal atributo de acceso al mercado, señaló Alfredo Díaz Belmontes, director general de la Asociación Mexicana de Horticultura Protegida, A.C., quien confirmó que alrededor del 55 por ciento del tomate que se consume en la Unión Americana proviene de tierras mexicanas. “Los constantes obstáculos que han enfrentado los productores para ingresar al mercado norteamericano sólo los han fortalecido. El resultado ha consistido en la adopción de mejores tecnologías de producción, mayores rendimientos y mejor calidad de las cosechas, entre otros factores. Ahora enfrentaremos las inspecciones fronterizas de los envíos que buscan impedir o rechazar el acceso a lotes de mala calidad que, según la autoridad americana, han afectado los precios en el mercado”, dijo.

Buenos precios

Los últimos obstáculos a la exportación del tomate, principalmente los aranceles, implicaron que pequeños productores dejen de apostar por este cultivo. “Muchos productores plantaron menos romas y tomates bola debido a la incertidumbre sobre el acuerdo de suspensión del tomate el verano pasado y sin saber si tendrían que pagar aranceles. Muchos productores cambiaron y plantaron pimientos y pepinos, lo que afectó la oferta”, señaló Díaz Belmontes, por lo que este año se espera que la superficie sembrada sufra una reducción alrededor del 10 por ciento.

Diferentes problemas de producción han afectado y retrasado el volumen de envíos esta temporada y los precios en el mercado ya reflejan la escasez de la oferta.

El clima frío registrado a principios de febrero afectó la polinización. “Las abejas simplemente no funcionarios en ese período”. No trabajaron como deberían. “Esto definitivamente contribuyó al retraso y reducción en los envíos”, aunque la demanda sigue “muy fuerte”, y con muy buenos precios.

El volumen disminuyó debido a una menor superficie, al cambio de cultivo a otras hortalizas, a las próximas inspecciones que se realizarán en la frontera y al mal tiempo. Por lo tanto, los precios probablemente serán más activos y menos reactivos

“Desde principios de año hemos experimentado inspecciones en la frontera pero por el virus rugoso del tomate. Actualmente, ya comenzaron las inspecciones acordadas en el acuerdo y podrían llegar hasta el 92 por ciento del volumen, donde van a checar básicamente la calidad del tomate que estamos exportando”, señaló Díaz Belomontes.

Pero Sinaloa continúa siendo el principal productor de tomate a nivel nacional, a pesar de la incursión de estados como Jalisco en la producción bajo agricultura protegida. “El mes de febrero de este año resultó favorable para el tomate, ya que la lluvia que se presentó, aunada a las bajas temperaturas, retrasó la producción del tomate, lo que derivó en precios positivos. Estamos hablando de diferencias en los precios mayores al 50 por ciento con respecto al precio promedio. Aquellos que están exportando tomate están teniendo excelente temporada”, dijo.

Apoyos a productores

Respecto a los apoyos para la agricultura comercial por parte de la Administración federal, Díaz afirmó que son inexistentes, estando más enfocados hacia el maíz y a la agricultura por contrato. Sin embargo, Díaz Belmontes se mostró complacido por la presencia y la compañía que el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader), Víctor Manuel Villalobos, ha demostrado hacia los productores de tomate mexicano durante las negociaciones del nuevo acuerdo de suspensión. “Hemos tenido mucha empatía por parte de ellos, pero en cuestiones de apoyos económicos no hay nada”, concluyó. 

En última instancia, destacó que el acceso a los créditos de la banca tradicional se han facilitado hacia este gremio. “En el caso de Amhpac, desde hace varios años hemos desarrollado una relación comercial con diferentes fuentes de financiamiento, y ellos entendieron nuestra actividad, como nosotros entendimos los requisitos. Hemos trabajado muy bien”, concluyó.