Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
[email protected]

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos:

Principales Tipos de Invernaderos

18.73k

Los invernaderos se pueden clasificar de distintas formas. Según las determinadas características de sus elementos constructivos (por su perfil externo, según su fijación o movilidad, por el material de cubierta, según el material de la estructura, etc.). La elección de un tipo de invernadero está en función de una serie de factores o aspectos técnicos.

Un invernadero es toda aquella estructura cerrada cubierta por materiales transparentes, dentro de la cual es posible obtener condiciones artificiales de microclima, y con ello cultivar plantas fuera de estación en condiciones óptimas.

Las ventajas del empleo de invernaderos son: precocidad en los frutos, aumento de la calidad y del rendimiento, producción fuera de época, ahorro de agua y fertilizantes, mejor control de insectos y enfermedades, y la posibilidad de obtener más de un ciclo de cultivo al año. Algunos inconvenientes son: alta inversión inicial, alto costo de operación y requiere personal especializado.

La elección de un tipo de invernadero está en función de una serie de factores o aspectos técnicos como los siguientes:

Tipo de suelo. Se deben elegir suelos con buen drenaje y de alta calidad aunque con los sistemas modernos de fertirriego es posible utilizar suelos pobres con buen drenaje o sustratos artificiales.

  1. Topografía. Son preferibles lugares con pequeña pendiente orientados de norte a sur.
  2. Vientos. Se tomarán en cuenta la dirección, intensidad y velocidad de los vientos dominantes.
  3. Requerimientos bioclimáticos. De acuerdo a la especie en cultivo.
  4. Características climáticas. De acuerdo a la zona o área geográfica donde vaya a construirse el invernadero.
  5. Disponibilidad de mano de obra. (factor humano).
  6. Imperativos económicos locales (mercado y comercialización).

Según la conformación estructural, los invernaderos se pueden clasificar en:

  • Plano o tipo parral.
  • Tipo raspa y amagado.
  • Asimétrico.
  • Capilla (a dos aguas, a un agua).
  • Multicapilla.
  • Gótico.
  • Tipo túnel.
  • De cristal o tipo Venlo.

Invernadero plano o tipo parral.

Este tipo de invernadero se utiliza en zonas poco lluviosas, aunque no es aconsejable su construcción. La estructura de estos invernaderos se encuentra constituida por dos partes claramente diferenciadas, una estructura vertical y otra horizontal. La estructura vertical está constituida por soportes rígidos que se pueden diferenciar según sean perimetrales (soportes de cerco situados en las bandas y los esquineros) o interiores. Tanto los apoyos exteriores como interiores pueden ser rollizos de pino o eucalipto y tubos de acero galvanizado. La estructura horizontal está constituida por dos mallas de alambre galvanizado superpuestas, implantadas manualmente de forma simultánea a la construcción del invernadero. Los invernaderos planos tienen una altura de cubierta que varía entre 2.15 y 3.5 mts., y la altura de las bandas oscila entre 2 y 2.7 mts. Los soportes del invernadero se apoyan en bloques troncopiramidales prefabricados de hormigón colocados sobre pequeños pozos de cimentación.

Invernadero plano o tipo parral.

Las principales ventajas de los invernaderos planos son: su economía de construcción, su gran adaptabilidad a la geometría del terreno, mayor resistencia al viento, aprovecha el agua de lluvia en periodos secos, presenta una gran uniformidad luminosa, entre otras. Las desventajas que presenta son: poco volumen de aire y/o mala ventilación, la instalación de ventanas cenitales es bastante difícil, demasiada especialización en su construcción y conservación, rápido envejecimiento de la instalación, es poco o nada aconsejable en lugares lluviosos, corren peligro de hundimiento por las bolsas de agua de lluvia que se forman en la lámina de plástico, peligro de destrucción del plástico y de la instalación por su vulnerabilidad al viento, de difícil mecanización y dificultad en las labores de cultivo por el excesivo número de postes, permite el goteo del agua de lluvia y entrada de aire ya que es preciso hacer orificios en el plástico para la unión de las dos mallas con alambre, lo que favorece la proliferación de enfermedades fúngicas.

Invernadero en raspa y amagado

Invernadero en raspa y amagado.

Los invernaderos de raspa y amagado son invernaderos que resultan de una transformación de los invernaderos planos o tipo parral con el objetivo de poder evacuar el agua de lluvia, debido principalmente a que en los invernaderos planos, al llover, se forman grandes bolsas de agua que perjudican y comprometen seriamente la estructura.

Consiste en un invernadero donde la parte alta, que se conoce como “raspa”, está sostenida mediante tubos galvanizados o de perfiles laminados y alambres o trenzas de hilos de alambre, y la parte baja, que se conoce como “amagado”, se une a la estructura mediante horquillas de hierro sujetas a la base del invernadero.

El uso de este tipo de invernadero está recomendado para climas templados, ya que por cuestiones de estanqueidad y aislamiento no se recomienda su empleo en climas fríos. Debido a su diseño, su baja altura les confiere resistencia a fuertes vientos.

Ventajas

  • Económico.
  • Tiene mayor volumen unitario y por tanto una mayor inercia térmica que aumenta la temperatura nocturna con respecto a los invernaderos planos.
  • Presenta buena estanqueidad a la lluvia y al aire, lo que disminuye la humedad interior en periodos de lluvia.
  • Presenta una mayor superficie libre de obstáculos.
  • Permite la instalación de ventilación cenital situada a sotavento, junto a la arista de la cumbrera.

Inconvenientes:

  • Diferencias de luminosidad.
  • No aprovecha las aguas pluviales.
  • Se dificulta el cambio del plástico de la cubierta.
  • Al tener mayor superficie desarrollada se aumentan las pérdidas de calor a través de la cubierta.

Invernadero asimétrico

Invernadero asimétrico.

También se denominan “Invernaderos Tropicales” porque su uso está muy extendido en estas regiones. Su geometría es asimétrica porque, a diferencia de los invernaderos tipo capilla y góticos, uno de los lados de la cubierta está más inclinado que el otro. La inclinación de la cubierta se estudia en función de la incidencia perpendicular sobre la misma de la luz al medio día solar, durante el invierno, con el objetivo de aprovechar al máximo la radiación solar incidente.

Está diseñado para el desarrollo de todo tipo de cultivos en clima tropical, con temperaturas cálidas y alta humedad. Proporciona una eficaz ventilación cenital, siendo esta normalmente fija. Las ventanas cenitales suelen orientarse para proteger al cultivo de los vientos fuertes típicos de las regiones tropicales

Difiere de los tipo raspa y amagado en el aumento de la superficie en la cara expuesta al sur, con objeto de aumentar su capacidad de captación de la radiación solar. La inclinación de la cubierta debe ser aquella que permita que la radiación solar incida perpendicularmente sobre la cubierta al mediodía solar durante el solsticio de invierno, época en la que el sol alcanza su punto más bajo. Este ángulo deberá ser próximo a 60º pero ocasiona grandes inconvenientes por la inestabilidad de la estructura a los fuertes vientos. Por ello se han tomado ángulo comprendidos entre los 8 y 11º en la cara sur y entre los 18 y 30º en la cara norte. La altura máxima de la cumbrera varía entre 3 y 5 mts., y su altura mínima de 2.3 a 3 mts.

La ventilación de este invernadero suele ser fija y es resuelta a través de las aperturas localizadas en el centro de cada uno de los arcos estructurales que corren a lo largo de todo el techo. Las aperturas permiten ventilación natural y la salida de aire caliente.

Ventajas

  • Buen aprovechamiento de la luz en la época invernal.
  • Elevada inercia térmica debido a su gran volumen unitario.
  • Buena estanqueidad a la lluvia y al aire (no acceden al interior).
  • Buena ventilación debido a su elevada altura.
  • Permite la instalación de ventilación cenital a sotavento.

Inconvenientes

  • No aprovecha el agua de lluvia.
  • Se dificulta el cambio del plástico de la cubierta.
  • Tiene más pérdidas de calor a través de la cubierta debido a su mayor superficie desarrollada en comparación con el tipo plano.

Invernadero de capilla

Invernadero de capilla simple a dos aguas.

Los invernaderos de capilla simple tienen el techo formando uno o dos planos inclinados, según sea a un agua o a dos aguas. Este tipo de invernadero se utiliza bastante, destacando las siguientes ventajas:

  • Es de fácil construcción y de fácil conservación.
  • Es muy aceptable para la colocación de todo tipo de plástico en la cubierta.
  • La ventilación vertical en paredes es muy fácil y se puede hacer de grandes superficies, con mecanización sencilla. También resulta fácil la instalación de ventanas cenitales.
  • Tiene grandes facilidades para evacuar el agua de lluvia.
  • Permite la unión de varias naves en batería.

La anchura que suele darse a estos invernaderos es de 12 a 16 metros. La altura en cumbrera está comprendida entre 3.25 y 4 metros. Si la inclinación de los planos del techo es mayor a 25º no ofrecen inconvenientes en la evacuación del agua de lluvia. La ventilación es por ventanas frontales y laterales. Cuando se trata de estructuras formadas por varias naves unidas la ausencia de ventanas cenitales dificulta la ventilación.

Invernadero multicapilla

Invernadero doble capilla.

El invernadero multicapilla se caracteriza por la forma de su cubierta formada por arcos curvos semicirculares y por su estructura totalmente metálica. El empleo de este tipo de invernadero está pensado para climas templados y fríos, aunque con las modificaciones adecuadas se pueden adaptar a casi todo tipo de condiciones climáticas, como puede ser el reforzado de su estructura para climas más fríos, donde las cargas por nieve o granizo pueden ser un problema.

Tienen gran resistencia a fuertes vientos y permite una rápida instalación al ser estructuras prefabricadas. Su ventilación es mejor que en otros tipos de invernadero, debido a la ventilación cenital y vertical en las paredes frontales y laterales. La construcción de este tipo de invernadero es más difícil y cara que el tipo de invernadero capilla simple a dos aguas.

Ventajas

  • Pocos obstáculos en su estructura.
  • Buena ventilación.
  • Buena estanqueidad a la lluvia y al aire.
  • Permite la instalación de ventilación cenital, así como ventilación perimetral
  • Buen reparto de la luminosidad en el interior del invernadero.
  • Fácil instalación.

Invernaderos Góticos

Invernadero tipo gótico.

El tipo de Invernadero Gótico es muy similar al de tipo capilla, diferenciándose en el diseño de los arcos, siendo estos de tipo ojival, lo que permite albergar un mayor volumen de aire, proporcionando un mejor microclima e iluminación interior.

Está diseñado para adaptarse a todo tipo de cultivos, particularmente a cultivos suspendidos y su construcción está orientada a climas extremos. Son estructuras diseñadas para soportar grandes cargas además de exigir ciertos cuidados y condiciones ambientales para el cultivo. Al ser la cumbrera de tipo gótico, nos permite construir naves más anchas.

Invernadero túnel

Invernadero tipo túnel.

Los invernaderos tipo túnel están especialmente diseñados para pequeñas superficies y cultivos de pequeño tamaño como hortícolas de porte rastrero o entutorados a baja altura. Resultan ser invernaderos económicos, ya que su estructura es simple, resistente y posibilita su traslado.

Se caracteriza por la forma de su cubierta y por su estructura totalmente metálica. El empleo de este tipo de invernadero se está extendiendo por su mayor capacidad para el control de los factores climáticos, su gran resistencia a fuertes vientos y su rapidez de instalación al ser estructuras prefabricadas. Los soportes son de tubos de hierro galvanizado y tienen una separación interior de 5×8 o 3×5 mts. La altura máxima de este tipo de invernaderos oscila entre 3.5 y 5 mts. En las bandas laterales se adoptan alturas de 2.5 a 4 mts. El ancho de estas naves está comprendido entre 6 y 9 mts. y permiten el adosamiento de varias naves en batería. La ventilación es mediante ventanas cenitales que se abren hacia el exterior del invernadero.

Ventajas

  • Se trata de un tipo de invernadero barato y sencillo.
  • Reduce considerablemente el problema de la condensación y el goteo del agua en los cultivos debido a la cubierta curva.
  • Estructuras con pocos obstáculos.
  • Buena ventilación.
  • Buena estanqueidad a la lluvia y al viento.
  • Permite la instalación de ventilación cenital a sotavento y facilita su accionamiento mecanizado.
  • Buen reparto de la luminosidad en el interior del invernadero.
  • Fácil instalación.

Inconvenientes

  • No aprovecha el agua de lluvia.

Invernaderos de cristal o tipo venlo

Invernaderos de cristal o tipo venlo.

Este tipo de invernadero, también llamado Venlo, es de estructura metálica prefabricada con cubierta de vidrio y se emplean generalmente en el Norte de Europa. En México algunos agroparques ya cuentan con estos invernaderos con alta tecnología. El techo de este invernadero está formado por paneles de vidrio que descansan sobre los canales de recogida de pluviales y sobre un conjunto de barras transversales. La anchura de cada módulo es de 3.2 mts. Desde los canales hasta la cumbrera hay un solo panel de vidrio de una longitud de 1.65 mts. y anchura que varía desde 0.75 mts. hasta 1.6 mts. La separación entre columnas en la dirección paralela a las canales es de 3 mts. En sentido transversal están separadas 3.2 mts. si hay una línea de columnas debajo de cada canal, o 6.4 mts. si se construye algún tipo de viga en celosía.

Ventajas: Buena estanqueidad, lo que facilita una mejor climatización de los invernaderos. Inconvenientes: La abundancia de elementos estructurales implica una menor transmisión de luz, tiene un elevado costo y las naves son muy pequeñas debido a la complejidad de su estructura. HC