Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
[email protected]

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos:

Plagas: riesgo para la agricultura mexicana

1.48k

La industria de Protección de Cultivos invierte en la investigación y desarrollo de nuevas tecnologías

“Entre el 20% y el 40% de la producción agrícola mundial se pierde por causa de plagas, malezas y enfermedades, según la FAO. Para disminuir este porcentaje y aumentar la productividad la industria de la Protección de los Cultivos invierte anualmente $US6,300 millones en la investigación y el desarrollo de nuevas tecnologías agrícolas”, dijo el Ing. Luis Villa, presidente de AMIFAC.

En la agricultura de nuestro país son frecuentes e importantes los daños que causan plagas como la roya del café, el HLB o dragón amarillo, el gusano cogollero del maíz, las moscas de las frutas, el picudo del algodonero o los pulgones que atacan a los cultivos. A estos insectos se asocian numerosas enfermedades virales junto con otras causadas por hongos y bacterias. También las malezas completan este panorama de organismos perjudiciales a la agricultura, mismos que necesariamente deben controlarse para disminuir sus daños.

Un ejemplo de estos riesgos en México tiene lugar en la producción citrícola debido al HLB, abreviatura de Huanglongbing; también conocida como enfermedad de dragón amarillo, una amenaza para la citricultura a nivel mundial, que es causada por la bacteria Candidatus Liberbacter asiaticus. En pocos años ha devastado zonas citrícolas enteras en India, China, EEUU, Brasil, en 20 países de Asia y 11 países de Africa.

La enfermedad se disemina principalmente debido al Diaforina citri, insecto que se alimenta de los brotes tiernos de las plantas. Si la planta está contaminada, el insecto adquiere la bacteria en su sistema bucal y así se inicia su diseminación, provocando en las plantaciones sanas una coloración amarilla del follaje con patrones asimétricos, maduración anticipada y caída de la fruta, así como el deterioro progresivo del árbol y su eventual colapso general, llevándolo a la muerte.

En julio de 2009 se detectó por primera vez al HLB en México en árboles del municipio de Tizimín, Yucatán. Aunque en seguida comenzaron a implementarse medidas para su control, hoy en día, el HLB representa una amenaza para las 526 mil hectáreas de cítricos de 23 entidades federativas.

El HLB ha sido detectado en material vegetal y el insecto vector en algunas áreas comerciales y/o urbanas de los estados de Baja California Sur, Campeche, Chiapas, Colima, Hidalgo, Jalisco, Nayarit, Michoacán, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa y Yucatán. En Colima, 60% de las plantaciones están infectadas por la plaga y existe un gran riesgo para el estado de Veracruz, mismo que produce 45% de los cítricos del país y general 70 mil empleos directos y 250 mil indirectos.

Desde 2011, México se encuentra en alerta sanitaria por el HLB; en 2012 una campaña contra el HLB y su vector, atendió a más de 67 mil productores de cítricos que producen anualmente 7 millones de toneladas de fruta. Se estima que en 2012, el 21% de la citricultura mexicana convivió con la enfermedad y 6% tiene un grado de infestación que amenaza su futuro para los próximos cinco años.

Las repercusiones del HLB resaltan la importancia de la industria fitosanitaria que invierte anualmente más de 6,300 millones de dólares en investigación y desarrollo en tecnologías para evitar las pérdidas por plagas, malezas y enfermedades. Tema central, junto con las pérdidas ocasionadas por condiciones climáticas adversas y la reducción de tierra cultivable, en un escenario en donde es imperativo aumentar la producción de alimentos para satisfacer a una población en aumento.

Al respecto, Luis Villa, Presidente de AMIFAC comentó que gracias al esfuerzo de los agroquímicos, se evita perder del 20 al 40% de producción agrícola. Comentó que México tiene un gran potencial para incrementar la producción agrícola con la ayuda de diferentes tecnologías.  HC