Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
[email protected]

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos:

USITC falla a favor de México en investigación sobre arándanos azules 

42% de exportaciones hortofrutícolas siguen bajo sanción o investigación 


Las exportaciones de arándanos tienen luz verde para seguir accediendo a los Estados Unidos. La Comisión de Comercio Internacional de Estados Unidos (USITC) determinó, el pasado 11 de febrero, que los arándanos no se están importando a EE. UU. en cantidades que sean una “causa sustancial de daño grave o amenaza de daño grave” para los productores norteamericanos.

La ITC dijo en un comunicado de prensa que la determinación se tomó en el contexto de una investigación iniciada el 29 de septiembre del año pasado bajo la sección 202 de la Ley de Comercio de 1974 (19 U.S.C.§ 2252) a solicitud del Representante de Comercio de Estados Unidos. La determinación de la comisión resultó de una votación de 5-0. El presidente Jason E. Kearns, el vicepresidente Randolph Stayin y los comisionados David Johanson, Rhonda Schmidtlein y Amy Karpel votaron en contra, según el comunicado. 

La ITC dijo que, como resultado de la votación, la investigación terminará y la comisión no recomendará ninguna acción al presidente Biden. La comisión presentará su informe antes del 29 de marzo y estará disponible públicamente. 

La Coalición de Arándanos para el Progreso y la Salud

La Coalición presentó un caso sencillo basado en evidencia ante la ITC y demostró que los arándanos importados no son una causa sustancial de daño grave a la industria nacional, dice el comunicado. “De hecho, la industria de los arándanos norteamericana es próspera. Junto con las importaciones, la industria está trabajando arduamente para mantenerse al día con la creciente demanda del mercado durante todo el año”. 

El grupo dijo que el consumo estadounidense de arándanos ha experimentado un aumento de más del 300% en el consumo per cápita desde 2005 y ahora se encuentra en un récord de consumo per cápita de 1.79 libras por persona. “Restringir las importaciones de arándanos en Estados Unidos habría limitado el acceso de los consumidores a los arándanos sin beneficio para los productores estadounidenses”, dijo la Coalición de Arándanos para el Progreso y la Salud en el comunicado. 

Los miembros de la Coalición, incluida la Asociación Nacional de Exportadores de Berries (Aneberries) de México, coincidieron en que las importaciones de arándanos no causan daños sustanciales o graves a la industria estadounidense de arándanos, cuyo mercado se encuentra prosperando. 

El presidente de Aneberries, Juan José Bustamante, afirmó que alrededor del 80% de las importaciones de arándanos azules a los EE.UU. se llevan a cabo en un periodo de 20 a 30 semanas en las que existe una disponibilidad limitada, pero con una demanda creciente por el producto por parte de los consumidores. Por ello, asegura que más que tratarse de una amenaza a la producción estadounidense, refleja la complementariedad de los mercados. 

Asimismo, reconoció la labor de los miembros de la Coalición, iniciativa que representa el trabajo conjunto de empresas y productores de la región para colaborar en la defensa del libre comercio como vía para favorecer el dinamismo de la industria y el bienestar de sus trabajadores.

Por su parte, el presidente de California Giant Berry Fams, Joe Barsi, afirmó que “las importaciones de arándanos son cruciales para los consumidores estadounidenses, los minoristas y nuestra economía, y claramente contribuyen al éxito de la industria. Estamos en esta Coalición para alertar y educar a los amantes de los arándanos de Estados Unidos sobre lo que está en juego, y para prevenir la destrucción de la próspera y esencial industria del arándano”.

Jorge Valenzuela, presidente de Fedefruta, la asociación de productores de frutas de Chile, dijo que la determinación era “una muy buena noticia para la fruticultura chilena y la industria del arándano”. “Los estadounidenses son grandes consumidores de estas frutas y la oferta chilena de arándanos en el mercado norteamericano es complementaria a la local, ya que somos proveedores de fruta en temporada baja”, dijo en un comunicado. 

La lucha continuará 

Por otra parte, a comisionada de Agricultura de Florida, Nikki Fried, dijo en un comunicado que la determinación de la ITC fue decepcionante. “Esto muestra la necesidad de mayores reformas, como propuso la delegación del Congreso de Florida, que brindarían acceso a recursos comerciales efectivos para todos los productores estacionales, legislación que trataremos de introducir nuevamente”, dijo Fried en un comunicado. 

“Los datos demuestran que los productores de Florida han sufrido daños económicos por cientos de millones de dólares por las importaciones extranjeras de arándanos. Con Florida produciendo productos agrícolas perecederos y de temporada frescos para 150 millones de estadounidenses, continuaremos luchando para evitar que se vean más perjudicados por prácticas desleales de comercio exterior “. Anteriormente, Fried había testificado ante la ITC que la participación de mercado de México para los arándanos se había disparado un 2,100% desde 2009, mientras que la participación de mercado de Florida había disminuido en un 38% desde 2015, lo que, según ella, indicaba un daño económico grave.

La American Blueberry Growers Alliance dijo que el grupo no está de acuerdo con la determinación del ITC. “A lo largo de este caso, los productores de arándanos de los Estados Unidos proporcionaron al ITC una gran cantidad de datos y experiencias personales sobre el daño significativo causado por el aumento de las importaciones en el suministro y los precios de los arándanos en el mercado estadounidense, especialmente durante nuestras temporadas críticas de cultivo y cosecha”, dijo la alianza en un comunicado. Estos datos y testimonios constituyen un argumento convincente de que las medidas de salvaguardia eran fundamentales para la supervivencia de nuestros agricultores, y estamos decepcionados por la decisión de la Comisión “.

La alianza dijo que cree que las leyes comerciales de Estados Unidos deben respaldar la igualdad de condiciones para los agricultores estadounidenses. “El resultado de esta investigación revela deficiencias en las leyes comerciales de Estados Unidos, que desafortunadamente pondrán en peligro la viabilidad a largo plazo de la industria nacional de arándanos”, dijo el grupo, indicando que trabajará con los legisladores para encontrar una solución. “Mientras tanto, nuestros productores enfrentarán otro año de incertidumbre económica en la producción de arándanos 2021”, dijo el grupo. “Sin duda, las importaciones ahora se acelerarán para abrumar nuestro mercado interno este año. Esto causará dificultades aún mayores en las operaciones agrícolas familiares, así como en los proveedores de servicios de empaque y congelación, y dañará a las comunidades locales y las bases impositivas ”.

La Asociación de Frutas y Verduras de Florida dijo en un comunicado que la votación de la ITC “no refleja la devastación que las importaciones han provocado en la industria de arándanos en Florida”. “Se necesita desesperadamente un alivio comercial, no solo para nuestros productores de arándanos, sino también para nuestros sectores de pimiento morrón, fresas y otros productos de Florida que también enfrentan impactos dañinos y un futuro altamente incierto debido a las importaciones injustas”, dijo FFVA.

Florida busca un futuro para los productores y que las familias estadounidenses no dependan de las importaciones para el suministro de productos durante los meses de invierno y primavera del año. No pararemos hasta que se logre un alivio efectivo”.

Lance Jungmeyer, presidente de la Asociación de Productos Frescos de las Américas, dijo que la decisión del ITC “es un reflejo del éxito que se espera” del nuevo T-MEC entre Estados Unidos, México y Canadá. “Si la ITC hubiera etiquetado a México o Canadá por daños o remedios comerciales, esto podría haber afectado el objetivo del acuerdo comercial, porque los negociadores rechazaron la propuesta de tener aranceles para los productos de temporada”, dijo Jungmeyer en un comunicado.

Si bien la FPAA está satisfecha con la determinación de ITC, Jungmeyer dijo que el grupo sigue sumamente preocupado por la cantidad de investigaciones comerciales abiertas recientemente por el USTR sobre productos importados, especialmente productos básicos clave de México. 

Las importaciones mexicanas de tomate ya enfrentan sanciones comerciales de Estados Unidos, y la ITC ha iniciado investigaciones sobre pimientos morrones, fresas, calabazas, pepinos y frambuesas, dijo la FPAA. “Por valor comercial, el 42% de la producción de México está bajo sanción o investigación por parte de Estados Unidos”, dijo Jungmeyer en el comunicado. “Aunque nos alienta la decisión del ITC sobre los arándanos, la administración anterior dejó estas investigaciones a la Administración Biden, que ahora debe navegar por una situación delicada con México, principal socio comercial. Las investigaciones solicitadas por los productores del sureste fueron claramente el resultado de la presión política ”.

Jungmeyer dijo que la relación de Estados Unidos con México debería centrarse en la cooperación entre Estados Unidos, México y Canadá en temas de agricultura, fitosanitarios y seguridad fronteriza. “Necesitamos volver al negocio de alimentar a América del Norte, manteniendo a los consumidores abastecidos con alimentos nutritivos a buenos precios. La complementariedad de los suministros de alimentos es la razón por la que el T-MEC y el TLCAN han sido tan positivos para los consumidores y los agricultores”, dijo en el comunicado.