Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
info@localhost

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos:

¿Lluvias excesivas e insectos chupadores en el cultivo de cerezas?

62

Nuevas tecnologías de cubiertas para obtener frutas saludables, sin agroquímicos

El cultivo de la cereza es uno de los cultivos más complejos y delicados en la agricultura. Al igual que otras frutas como el kiwi, el durazno o la ciruela, puede sufrir importantes efectos negativos por el exceso de lluvias o por la acción de insectos chupadores, que son cada vez más comunes durante la temporada de maduración de la fruta.

Actualmente existen nuevas soluciones que mejoran las prácticas de cultivo, combinando la posibilidad de protegerlo del ataque de insectos dañinos, como la temida Drosophila Suzukii y otras especies, y contra las inclemencias del tiempo como las lluvias durante todas las etapas de desarrollo del cultivo.

“Hemos evitado los daños causados por la lluvia en las cerezas con cubiertas de película plástica. En varios casos esta solución nos ha resultado satisfactoria. Sin embargo, no es 100% efectiva. Esto se debe al hecho de que una cubierta totalmente “impermeable” reduce el paso de aire (que permanece solo en la dirección horizontal) y favorece un ambiente húmedo en días soleados, alterando el microclima de la huerta y causando un exceso de humedad. Las consecuencias son daños o reducción de la cosecha. Además, una cubierta de este tipo puede causar graves daños a la estructura en caso de fuertes vientos”, señaló Giuseppe Netti, agrónomo de la empresa Arrigoni.

Un equipo de investigación de ha desarrollado un nuevo concepto de cobertura, que garantiza múltiples ventajas: reducción en el porcentaje de flujo de agua; manteniendo un flujo de aire suficiente y un buen microclima; alta resistencia mecánica; larga vida (más de 6 años) y la protección contra el granizo, el viento, las heladas y el sol.

Esta cobertura o malla de polietileno de alta tecnología está hecha de monofilamento de alta tenacidad y contiene aditivos especiales para aumentar su durabilidad y favorecer el deslizamiento de la lluvia fuera de las filas. El tejido de malla resultante es muy denso (39 hilos por centímetro cuadrado), lo que permite romper la gota y reducir el paso del agua en aproximadamente un 90%. Las pruebas se llevaron a cabo sometiendo el tejido a una intensidad de lluvia de 60 mm/h, o las mismas condiciones que un aguacero.

Para combinar las ventajas de una protección segura contra la lluvia con las de excluir a las especies de insectos más invasoras de los huertos, se utiliza una malla con tejido impermeable que se complementa con la protección lateral provista por las pantallas anti-áfidos que son efectivas para evitar que insectos dañinos lleguen a los cultivos y causen daños en el cultivo de frutas. El sistema de protección contra insectos, en consecuencia, reduce la necesidad de uso de agroquímicos, con soluciones que logran contrarrestar los ataques de plagas como Drosophila Suzukii y otros insectos dañinos.

“A estas propuestas altamente tecnológicas de mallas de polietileno las acompañan una gran facilidad de instalación y operaciones de recolección. Por ejemplo, con este sistema de cobertura instalado fila por fila, las pantallas simplemente deben enrollarse, de lo contrario, las plantas siempre estarán protegidas”.

Para más información, visita el nuevo sitio web http://www.arrigoni.it/

No tiene permiso para registrarte
%d bloggers like this: