Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
info@localhost

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos:

Berries mexicanas diversifican mercados

422

Los principales retos son logística, agua y calidad

La producción de berries en México abarca los cultivos de zarzamora, frambuesa, fresa y arándano. Estos cultivos son cada vez más consumidos y demandados tanto en el mercado nacional como en los mercados de exportación. La producción berries tiene un gran valor socioeconómico y de generación de empleos, beneficiando a toda la cadena de valor desde productores, comercializadores, e industriales, hasta a los consumidores. Debido a esto, las berries en la actualidad representan un alto potencial de rentabilidad, por lo que muchos agricultores han sustituido sus cultivos para la producción de estas frutillas.

La fresa fue el primer cultivo comercial de berries en México, seguido por la zarzamora, la frambuesa y el arándano, los cuales se han extendido a diferentes estados de la república. El cultivo de berries ha crecido en Michoacán y Jalisco en los últimos años, y en Guanajuato el cultivo de fresas ha resurgido, está creciendo, y sobre todo se ha tecnificado con el objetivo de acceder a nuevos mercados de exportación para diversificar la oferta. Se espera que el blueberry (arándano azul) sea el cultivo con mayor crecimiento en los próximos años.

“Hace diez años, todos los campos en Sayula se destinaban para producir hortalizas”, dijo Héctor Gómez, director de producción de frambuesas en Splendor Produce. “Ahora, todo lo que producimos son berries. Son mucho más rentables. Nuestras ventas han crecido alrededor de un 30% anual en los últimos años debido al aumento de la demanda y mano de obra barata”, señaló. El valor de los cultivos de berries de México ha crecido más de cinco veces en dólares en la última década a un estimado de $1.3 mil millones en 2017. La superficie de berries a nivel nacional se ha más que triplicado en el período a más de 33,000 hectáreas actualmente.

Ahora, las berries producidas en México enfocan la mira a nuevos mercados como Europa y China, luego de estar dominando el mercado de Estados Unidos, y tras arrebatar la supremacía a Chile y Argentina.

Uno de los mercados con mayor potencial es el de Gran Bretaña, cuyo valor asciende a mil 200 millones de euros y tiene un consumo de 185 mil toneladas, según un reporte de Roberta Cook, especialista en economía agrícola de la Universidad de California.

Una de las ventajas que tiene México es que produce exitosamente toda la línea de las ‘frutillas’, fresas, frambuesas, arándanos y moras, y es uno de los pocos países a nivel mundial que las tiene. “México tiene acceso sin aranceles a la Unión Europea y más empresas están desarrollando programas de exportación”, detalló Cook. La especialista advirtió que México no consolidado su imagen en Europa como un suministrador consistente en los envíos, y en la calidad y sabor de la fruta.

El valor de la producción se ha incrementado, de 2001 a la fecha, en más de 2 mil por ciento, por lo que muchos productores decidieron hacer una reconversión de sus cultivos tradicionales a berries. Este cambio ha permitido, por ejemplo, que Baja California ocupe el segundo lugar a nivel nacional de superficie sembrada de fresa, y el tercer lugar en volumen de producción cosechada de frambuesa.

Datos de la Secretaría de Fomento Agropecuario de Baja California muestran que la superficie sembrada y cosechada se ha incrementado paulatinamente y en la actualidad, la superficie en Baja California alcanza 2 mil 900 hectáreas, donde destaca el Valle de San Quintín como la principal zona productora de la entidad.

Algunos productores, como BerryMex, ya trabajan para llegar al mercado chino desde San Quintín en Baja California. Al respecto, William Hedrick, vicepresidente de operaciones de la compañía explicó que el gobierno mexicano y las asociaciones de berries han buscado nuevos mercados desde hace tres años.

“Hace un par de años se dieron acuerdos para la exportación de berries a China, lo cual se ha hecho de manera lenta y gradual, pero efectiva. Los volúmenes han ido creciendo, pero es el inicio de un nuevo mercado para la industria, porque es de los más grandes y representan un gran potencial, aunque por la lejanía y logística exportar fruta perecedera no es sencillo”, comentó Hedrick.

Hedrick explicó que al exportar una fruta de calidad es primordial no romper la cadena de frío, porque desde que llega del campo, debe mantenerse a 1°C, además se debe cuidar que la temperatura no varíe o la fruta se estropea y los países a los que pueden llegar los productos dependen de los distribuidores, que en el caso de BerryMex, es Driscolls. Otros fuertes retos se encuentran en la utilización del agua y en la calidad.

Con información de
Eliud Ávalos,
Juan Carlos Huerta y
Arturo Estrada

No tiene permiso para registrarte
%d bloggers like this: