Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
[email protected]

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos:

Agricultura protegida en el oriente del Estado de Yucatán

Proyectos para otorgar financiamiento a la “base de la pirámide”

Como resultado del éxito que se tuvo en el evento sobre “Mapeo de Redes para detectar oportunidades de Agronegocios” en el CDT Tantakin durante el primer semestre de 2010,

la residencia Estatal Yucatán y la Agencia Valladolid han estado trabajando con un gran número de productores agrícolas de la región oriente del Estado en localidades de alta y muy alta marginalidad, hacia un cambio de nuevas tecnologías de producción a través de un esquema integral de financiamientos a productores maya-hablantes de la zona.

Durante la primera etapa del proyecto se realizó una investigación de mercado para conocer el comportamiento de las redes en la región, tomando como principales premisas la generación de nichos de oportunidades de producción, satisfacer la demanda de mercado, impulsar el desarrollo económico y social y la generación de empleos de la zona.

En base a un análisis estadístico del estado de Yucatán para el periodo 2000-2009 el principal grupo por valor de producción son los forrajes con un promedio de 1,004,293.58 miles de pesos y un decremento medio anual de 1.47; seguido de los frutales por un valor promedio de 453,130.33 miles de pesos y una TCMA de 2.03; en tercer lugar se encuentran los cereales por un monto de 196,226.37 miles de pesos y un decremento de 8.52 y en cuarto lugar se encuentran las hortalizas con un promedio de 167,955.89 miles de pesos, un porcentaje de participación del 8.9% y una tasa de crecimiento media anual de 4.22. En los gráficos se puede observar que las hortalizas son un nicho de mercado con gran potencial de expansión, siendo el chile habanero la red de hortalizas más atractiva (aunado a una denominación de origen), con la finalidad de producción en condiciones de ambiente controlado bajo hidroponia para obtención de un producto de alta calidad de exportación bajo estándares de inocuidad.

Agricultura-protegida-en-el-oriente-del-Estado-de-Yucatán-2

En los últimos años, los chiles de origen nacional han tenido mucha aceptación en el mercado internacional, lo que ha provocado una gran demanda de productos de calidad en el mercado en fresco y/o la industria de proceso nacional e internacional. Los principales factores que han limitado el desarrollo de esta actividad es la falta de tecnologías, esquemas tradicionales de producción, escasos conocimientos de desarrollo del cultivo, falta de organización de los productores, desconocimiento de programas gubernamentales, falta de asistencia técnica, etc.

Descripción del proyecto

En base al análisis realizado e identificado la red con gran potencial: chile habanero en la región, buscaremos el cambio de tecnologías de producción a través de la producción bajo invernadero, con la finalidad de impulsar el desarrollo económico y social de las zonas de alta y muy alta marginalidad en el Estado. Los objetivos específicos son el aprovechamiento de terrenos estratégicos, mejorar e incrementar el ingreso familiar de productores beneficiados y terceras personas, producción de productos de alta calidad que puedan competir en el mercado nacional e internacional, consolidar a los productores a través de figuras legalmente constituidas y la concertación de diversas fuentes de financiamiento.

Con el proyecto, se espera beneficiar aproximadamente a setenta productores de chile habanero a cielo abierto, como consecuencia de lo anterior, se beneficiarán a setenta familias integradas por seis personas en promedio, impactando de manera positiva y constante en la economía familiar. Se generarán setenta empleos directos y cuarenta empleos indirectos. El área geográfica que se pretende trabajar son los municipios de Valladolid, Tizimin, Chemax, Kaua, Temozon, Calotmul, Uayma, Cuncunul y Chankom considerados como poblaciones de alta y muy alta marginalidad, por lo que el proyecto viene a fomentar el mejoramiento en el nivel y calidad de vida de las personas que participen en el mismo y minimizar la falta de oportunidades de empleo en dichas áreas. Cabe mencionar que dichos productores no cuentan con garantías reales y mucho menos son sujetos de crédito de la Banca; salvo una propuesta de esquema parafinanciero a través de una Caja de Ahorro (con garantías líquidas dentro del Programa: Apoyo para garantizar un crédito destinado a abrir o ampliar un negocio a través de Fonaes) apoyándose de un Intermediario Financiero Bancario dentro de los que se proponen: Banco Ve por Mas, SA, Institución de Banca Múltiple, Banca Mifel, SA, Institución de Banca Múltiple y Santander, SA, Institución de Banca Múltiple. Los productores participantes en el proyecto se formarán en Sociedades de Producción Rural, generando con esto una corriente de organización y trabajo en equipo, siendo ejemplo a seguir en sus comunidades.

Agricultura-protegida-en-el-oriente-del-Estado-de-Yucatán-3

En cuanto a los aspectos productivos, se espera una producción promedio de chile habanero de 10 kg por metro cuadrado. En esta primera etapa se pretenden establecer invernaderos con una superficie total de 3.1 has, considerando el establecimiento de ocho naves; dos de 5,000 m2 y seis de 3,500 m2. Con base al promedio de producción del chile habanero por metro cuadrado se alcanzaría un volumen promedio de producción de 310 a 372 toneladas por ciclo de producción. En la parte de comercialización se buscan convenios de comercialización con las cadenas de Wal-Mart y Chedraui; contactos directos con Hidroponía Maya, SA (ubicada en el municipio de Felipe Carrillo Puerto, Quintana Roo), Central de Abasto de la Ciudad de México y Puebla y la negociación con empresas en los mercados de California y Miami. En la parte de asistencia técnica especializada, se contará con la asesoría del despacho calificado Asesur, SC, el cual está conformado actualmente por una plantilla de siete personas; de las cuales, cinco se desempeñan como técnicos especialistas en agricultura protegida (producción de chile habanero), una persona se encarga de la administración y contabilidad y una del área legal. En conjunto, el personal cuenta con experiencia de más de diez años operando cultivos en este tipo de esquemas, con base a su experiencia, el despacho Asesur ha logrado ingresar en cadenas de comercialización seguras y altos niveles de producción, teniendo una constante búsqueda de nuevos mercados y canales de comercialización.

Las unidades administrativas de FIRA involucradas en el proyecto, es el área de promoción, desde la Dirección Regional Sureste, la Residencia Estatal y la Agencia Valladolid como área operativa. Cada uno de los que formamos parte integral de este equipo de trabajo, aportamos de los recursos intelectuales y físicos para crear sinergias y obtener la máxima productividad del esquema propuesto en este proyecto.

Por tanto el esquema que se plantea para la producción de chile habanero es el siguiente:

Agricultura-protegida-en-el-oriente-del-Estado-de-Yucatán-4

Desarrollo del proyecto

Durante el mes de octubre de 2010 se realizaron dos eventos de capacitación en los municipios de Valladolid (01 Octubre de 2010) y Tizimín (02 Octubre de 2010), para dar a conocer a productores de la región la tecnología de producción de hortalizas bajo invernadero a través de un ambiente controlado. El éxito de estos dos eventos, con una audiencia de más de 100 productores, originó la organización de un viaje de observación al municipio de Felipe Carrillo Puerto (15 de Octubre de 2010), con la finalidad de que escucharán la voz de productores de Quintana Roo sus experiencias, proceso de cambio de tecnología de producción que han realizado, pros y contras y el gran impacto que han tenido, mejorando sus ingresos y por consiguiente, incrementando la calidad de vida de sus familias. En base a  esto, los productores que asistieron a dichos eventos, empezaron a mostrar interés en trabajar con la tecnología de invernadero, por lo que se efectuó un filtro de los mismos, para posteriormente iniciar visitas en sitio a los ranchos y unidades de riego de los grupos interesados, para conocer infraestructura, instalaciones, condiciones y ubicación del posible terreno, disposición de los integrantes del grupo para invertir mediante financiamiento, así como aspectos sociales y demográficos del grupo interesado. Estas mismas visitas, sirvieron como promoción del esquema a otros productores de las zonas visitadas, por lo que el número de prospectos interesados incrementó.

En base a la información recopilada en las visitas y del pleno convencimiento de los productores de trabajar con tecnología de agricultura protegida, se realizó un segundo filtro, quedando en el mes de Diciembre 8 grupos consolidados, los cuales iniciarían su constitución legal a través de Sociedades de Producción Rural.

Se trabajaron los proyectos técnico-financieros durante el mes de enero para su presentación ante Fonaes de acuerdo a las Reglas de Operación (Apoyo para garantizar un crédito destinado a abrir o ampliar un negocio), de los cuales a falta de visión de esta institución y coordinación interna, se rechazaron en el mes de junio; buscando alternativas de mitigación de riesgos dentro del esquema; de las cuales podemos mencionar: convenios de comercialización con el Cedis de Villahermosa de WalMart y Chedraui, contratos con los supermercados de Tulum y Cancún y se tienen los contactos para proveer a las Centrales de Abastos de la Ciudad de México y Puebla; contratos de usufructo entre las Sociedades y Caja Cristo Rey, SC de AP de RL de CV (parafinanciera dispuesta a otorgar los financiamientos); esquema de retención para el pago de las amortizaciones del crédito y asesoría especializada por parte de la Empresa de Servicios ASESUR, SC, para un buen manejo, control y obtención de un producto de alta calidad.

Agricultura-protegida-en-el-oriente-del-Estado-de-Yucatán-5

En la parte de producción, existen diversos métodos, de acuerdo a las condiciones del terreno, los materiales disponibles en la zona y el lugar donde se establecerá el cultivo. El proceso productivo del chile habanero, lo podemos resumir en nueve etapas:
1. Preparación y acondicionamiento del terreno: El área destinada para establecer el cultivo, deberá reunir las condiciones necesarias que permitan un buen desarrollo de la planta. En esta primera etapa, habrá que considerar:

  • El acondicionamiento del terreno: efectuar la limpieza y mantener el orden en el área del terreno, desarrollar un mantenimiento preventivo y correctivo de equipo y herramientas para minimizar el impacto de los imponderables que afecten o limiten el desarrollo del cultivo.
  •  Sustrato de polvo de piedra: seleccionar el sustrato de piedra a utilizar, conocer sus propiedades, para su correcta aplicación y buen manejo durante el desarrollo el cultivo.
  • Marco de plantación (diseño y trazo de la disposición de las plantas): proporcionar el espacio necesario para el óptimo desarrollo de las plantas, considerando para ello factores como el sistema de riego a utilizar, el cultivo a establecer, el recipiente, sustrato a utilizar y las condiciones ambientales.
  • La desinfección: habrá que desinfectar equipos, herramientas, instrumentos y todo lo que tenga algún tipo de contacto con el cultivo para evitar plagas y enfermedades que pudieran afectar o perjudicar el buen desarrollo del cultivo.

2. Establecimiento del semillero: Esta etapa incluye dos aspectos fundamentales:

  • La siembra: antes de efectuar la siembra del cultivo, habrá que considerar una desinfección integral y total del equipo e instrumentos que participarán en esta actividad. La semilla deberá quedar a una profundidad máxima de 5 cm y en el centro de la circunferencia.
  • Manejo del semillero: se efectuará la limpieza de toda el área interior y exterior del semillero. Habrá que considerar y efectuar todas las acciones de cuidado pertinentes para otorgar un excelente cuidado al semillero.

3. Siembra (Trasplante): Esta actividad se efectúa entre los 28 y 30 días después de haber preparado los semilleros, al momento que la plántula se encuentra sana y de buen tamaño, capaz de resistir el estrés del trasplante.

4. Riegos: Después del trasplante, el riego de las plantas se dividirá en 4 etapas:

  • Etapa I: comprende de 1 a 30 días después del trasplante, se aplicará 1 lt de agua por planta al día, es decir, 14.16 m3 de agua por invernadero al día.
  • Etapa II: comprende 20 días después de la abertura de las flores hasta el cuajado de frutos, se aplicará 1.5 lt de agua por planta al día, es decir, 21.24 m3 de agua por invernadero al día.
  • Etapa III: comprende los siguientes 25 días hasta llenado de frutos, se aplicará 2 lt de agua por planta al día, es decir, 28.32 m3 de agua por invernadero al día.
  • Etapa IV: comprende el tiempo de cosecha, se aplicará 3 lt de agua por planta al día, es decir, 42.48 m3 de agua por invernadero al día.

5. Control fitosanitario: En condiciones de agricultura protegida existen bajos índices de ataques de plagas y enfermedades a las plantas; sin embargo, siempre son una posibilidad latente en cualquier cultivo, debido a que los patógenos pueden ser introducidos al invernadero por aire, polvo, arena, turba, agua, insectos o tierra, considerando a éste último como la principal fuente de fitopatógenos (adheridos a zapatos, ropas, herramientas, etc. introducidos a la nave). Por lo tanto, es importante conocer los fitopatógenos y el mecanismo de su introducción para tomar acciones preventivas. En lo que respecta al control de insectos y plagas tales como: trips, mosca blanca, áfidos y ácaros, la forma más segura de controlarlos es a través del control biológico y/o procedimientos de protección al cultivo. Se puede efectuar un control no químico de insectos, utilizando trampas amarillas pegajosas, uso de mallas y otras barreras. Se puede optar por usar insecticidas naturales, tal es el caso del ingrediente activo azadirachtin. Los productos químicos a aplicar, servirán como preventivos, y en caso de presencia de enfermedades, servirán de control.

6. Control de maleza: Para el efectivo control de la maleza, en el interior del invernadero se efectuará de forma manual, cuidando de no perjudicar las plantas. En el exterior, podrá utilizarse herbicidas tales como: gramoxone, glifosato, paraquat + diquat (doble super).

7. Fertilización (Nutrición): Para la correcta nutrición de las plantas, el plan de fertilización que se determine se establecerá con base a la etapa del desarrollo del cultivo y a sus necesidades, procurando que alcance un adecuado y eficiente metabolismo. Los principales minerales a aplicar como nutrientes son: nitrógeno, fósforo, potasio, calcio, magnesio, manganeso, zinc, boro, fierro y cobre. Estos son los principales minerales, que aplicados de forma correcta y en las cantidades adecuadas, estimularán el crecimiento de la planta. Las concentraciones de estos elementos variarán dependiendo de los síntomas de deficiencia detectados en las plantas. La fertilización será complementada con aplicaciones foliares.

8. Labores de cultivo: Las principales labores de cultivo que se realizan durante el desarrollo del cultivo son:

  • Tutorado o guía de las plantas: lo cual se efectúa utilizando un hilo o rafia agrícola, enrollado en un gancho, el cual se irá desenrollando y moviendo de su lugar, para ir acostando y bajando la planta, durante el desarrollo de la misma, esta actividad se efectuará después de los 15 días del trasplante y se continuará semanalmente.
  • Podas sanitarias: es la eliminación de las hojas básales u hojas viejas, debido a que éstas son susceptibles de enfermedades, esto se realiza cuando la planta tiene de 3 a 4 ramilletes florales.
  • Podas de chupones: es la eliminación de los crecimientos axilares antes de tener 5 cm de largo, para mantener la dominancia apical y evitar lesiones fuertes a la planta que le produzca estrés.
  • Poda de frutos y desbrote: es la eliminación de flores y frutos procurando tener de 4 a 5 frutos por racimo, uniformes y de calidad aceptable. El desbrote es la eliminación de los brotes de hojas en los ramilletes florales.
  • Bajada de plantas: consiste en bajar la planta para evitar que llegue a alturas que afecte su manejo y cuaje de frutos, por efectos del calor.
  • Vibración de flores: consiste en hacer vibrar las flores, mediante el uso de abejorros, vibradores eléctricos, vibración manual o el uso de aire generado por motoaspersora (este último es el método que se utilizará en el presente proyecto).

9. Cosecha: La cosecha se efectuará en el momento que el fruto tenga la madurez fisiológica, se realizará con mucha delicadeza procurando no provocar daños mecánicos al fruto, y se seleccionará dependiendo del grado de madurez y tamaño del fruto. Para lo cual, existen cinco etapas o grados de madurez:

  • Verde (Etapa 1): la superficie del chile es completamente verde.
  • Quebrando (Etapa 2): se observa un definido “quiebre” de color verde a amarillo ligero, rosa o roja en un 10% de la superficie.
  • Tornando (Etapa 3): se observa del 10% al 30% en la superficie del chile un cambio significativo de color verde a amarillo claro, rosa, rojo o una combinación de varios.
  • Rojo claro (Etapa 4): se observa que más del 60% de la superficie del chile ha cambiado de rosado a rojo.
  • Rojo (Etapa 5): Se observa que más del 90% de la superficie es rojo.

Cabe recalcar que el proceso productivo descrito con anterioridad, considera las principales etapas, mencionando los aspectos esenciales para el desarrollo del cultivo, sin embargo, existen aspectos técnicos relacionados con el proceso productivo que ameritan un trato detallado y explícito, los cuales por cuestiones prácticas no se mencionaron.

De manera cronológica las principales actividades que se han venido implementando son:

Agricultura-protegida-en-el-oriente-del-Estado-de-Yucatán-6

Impacto del proyecto

En los primeros seis meses del año 2011, se dieron una serie de reuniones y visitas para poder afianzar y fortalecer el esquema en los diferentes niveles de la Institución; con la finalidad de darle mayor certeza al esquema y buscar a través de contratos formalizados la seguridad de la comercialización del producto a obtener; contratos de usufructo entre la parafinanciera y sociedad, retención de un porcentaje en la venta de su producto a través de las cuentas personalizadas entre el productor y empresa especializada y el seguimiento puntual a través de la asistencia técnica y capacitación, mecanismo importante para la recuperación del crédito. De forma esquematizada se puede presentar de la siguiente forma:

Agricultura-protegida-en-el-oriente-del-Estado-de-Yucatán-7

El Intermediario Financiero Bancario que otorgó una línea de crédito refaccionario por  20 millones de pesos a la Caja Cristo Rey, SC de AP de RL de CV, fue Banco Ve por Más, SA, autorizado en el mes de mayo 2011; otorgando en el mes de junio, los primeros créditos dentro del esquema a las primeras cuatro Sociedades Cooperativas ubicadas en los municipios de Kaua, Temozon y Chemax con la finalidad de ir intercalando los trabajos preliminares, instalación de los invernaderos, y por consiguiente, la producción para poder abastecer a los clientes durante todo el año; la segunda etapa se otorgó en el mes de julio a las cuatro sociedades restantes de los municipios de Calotmul, Chemax y Valladolid por un monto total de 14,312.71 miles de pesos, de los cuales, 12,538.56 miles de pesos dentro del estrato PD1 y 1,774.15 en el estrato PD2. Agricultura-protegida-en-el-oriente-del-Estado-de-Yucatán-8Se atendieron poblaciones de alta y muy alta marginalidad de acuerdo a la Conapo, beneficiando a 66 productores maya-hablantes de la región, de los cuales el 52% son mujeres. A la fecha, se cuenta con el avance de un 90% de trabajos preliminares del proyecto global y un avance en las estructuras de los invernaderos de un 40%. Se tiene contemplado que en el mes de septiembre y octubre se otorguen capitales de trabajo para iniciar con el primer ciclo de producción de chile habanero en dos etapas; teniendo una colocación aproximada de 1,300 miles de pesos; llevando el monto total de descuento para este primer ciclo por arriba de los 15,000 miles de pesos y una superficie de producción de 28,000 m2 en poblaciones de alta y muy alta marginalidad de la región oriente del estado a productores que no contaban con acceso a financiamientos por parte de la Banca.

El impacto que se obtendrá de este esquema de trabajo es:

Agricultura-protegida-en-el-oriente-del-Estado-de-Yucatán-9

1. Incremento de las utilidades anuales de la organización y socios. El incremento de las utilidades está regido conforme al precio del producto. De acuerdo a las utilidades que se obtienen en la siembra al aire libre en una superficie de 3,500 m2, contra un cultivo protegido de 3,500 m2, la utilidad anual incrementa en un 65%, lo que reflejará mayores dividendos entre los socios; con ello, buscando una visión de crecimiento entre los productores y exportación de su producto. Aproximadamente producir un kg de chile habanero cuesta 12.00 y el precio de venta estándar de 29.00 al mayoreo (según estadísticas del Sniim); por lo que se tiene una utilidad bruta de 17.00 aproximadamente, contemplando una ganancia superior al 100%.

Agricultura-protegida-en-el-oriente-del-Estado-de-Yucatán-10

2. Decremento en costos de producción. Los costos de producción bajan ya que ciclo con ciclo los insumos sobrantes se reutilizaran a través de una asesoría técnica especializada, que será proporcionada por el despacho Asesur, SC.

3. Incremento en volúmenes de producción. Los volúmenes de producción aumentarán con el buen manejo que se le da a la planta y el control que se tiene sobre ella dentro del invernadero, versus, la producción al aire libre.

4. Empleos generados. La producción de este primer ciclo del esquema de producción de chile habanero bajo agricultura protegida, beneficiará directamente a 66 productores (socios) y generará más de 160 empleos entre fijos y eventuales; sin considerar, el empleo indirecto en la etapa de trabajos preliminares y construcción.

5. Comparativos de la utilidad con o sin el proyecto.

  • Sin el proyecto: Cero utilidad.
  • Con el proyecto: Vendiendo 35 toneladas a 29.00 el kg, considerando una utilidad por kg de 17.00; se obtendrá una utilidad antes de impuestos aproximada por ciclo de producción de 595,000.00 (por cada invernadero).

Con todo ello, el presente proyecto concluye, que la tecnología en un esquema de producción es necesaria, generando en los productores:

  • Incremento en sus ingresos.
  • Reducción de costos de producción.
  • Generación de empleos en la región.
  • Desarrollo económico de la zona (poblaciones de alta y muy alta marginación).
  • Esquemas organizados y a escala.
  • Productos de mejor calidad y oportunidades en el mercado nacional e internacional.
  •  Impulso de tecnologías de producción en la región.
  • Participación de FIRA en el avance agrícola de la zona.  HC