Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
[email protected]

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos:

Inocuidad agroalimentaria

1.26k

Comité Estatal de Sanidad Vegetal de Guanajuato A.C.

Los continuos informes de enfermedades transmitidas por alimentos (ETA’s),

la necesidad de garantizar la calidad e inocuidad de los alimentos que consume la población y la obligación de cumplir con los compromisos derivados de las normas internacionales para el comercio de los alimentos, ha obligado a los gobiernos y organismos relacionados a establecer estrategias que mantengan el nivel de calidad e inocuidad de los alimentos.

De igual forma el creciente interés del Gobierno Federal en establecer las medidas que permitan ofrecer alimentos seguros al consumidor nacional y cuidar el aspecto de las exportaciones a otros países como lo establecen las disposiciones de los Estados Unidos de Norteamérica desde 1999 asegurando la inocuidad de alimentos del “campo a la mesa”.

La iniciativa sobre inocuidad alimentaria obliga a los productores de frutas y hortalizas a cumplir con una serie de lineamientos voluntarios, pero exigentes al momento de comercializar, estableciendo buenas prácticas agrícolas en los sistemas de producción, de tal forma que con estas acciones vayan profesionalizándose, logrando mejores expectativas de esos mercados exigentes.

En la actualidad los ranchos y empresas se ven obligados a presentar la verificación o la certificación del cumplimiento de las BPA Y BPM como una estrategia de competi-tividad comercial. Este tipo de certificaciones ha surgido como respuesta a las exigencias que se han establecido por los comercializadores de productos agrícolas que consumen frescos (como estrategia para cuidar tanto su prestigio, como su responsabilidad civil), así como las autoridades sanitarias de países que compran productos de Guanajuato.

Recientemente ha cambiado la expectativa sobre la inocuidad de las hortalizas; desde una fase en la que la confianza sobre la ética del productor era suficiente (en lo relacionado a uso de agua sin contaminantes que amenacen la salud de los consumidores o uso exclusivo de plaguicidas y dosis permitidas), a otra, en la que las buenas prácticas agrícolas deben ser demostradas y están sujetas a auditorías de tercera parte.

El estado de Guanajuato es un importante productor de hortalizas y algunas frutillas, las cuales en su mayoría tienen un mercado de exportación importante con los Estados Unidos de Norteamérica y con posibilidades de cumplir  con las exigencias de Europa, con las Eurepgaps,  desde productos procesados como los congelados y los de manufactura en fresco con mercados especializados.

Consecuentemente, se propone establecer una actividad regular sobre promoción, orientación y capacitación para el cumplimiento de buenas prácticas agrícolas y de manufactura. En virtud de que existen diversas lagunas de información sobre los orígenes de contaminación, o sobre sus niveles, que pueden impactar la salud humana, el establecer un sistema de implementación de las buenas prácticas agricolas complementadas con las buenas prácticas de manufactura y la verificación que lo demuestre podremos asegurar al consumidor final alimentos más sanos y libres de peligros  de contaminación.

Actualmente el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) ha dispuesto lineamientos para la certificación de buenas prácticas agrícolas y buenas prácticas de manejo en los procesos de producción de frutas y hortalizas para consumo humano en fresco.  El objetivo de las buenas prácticas es prevenir la contaminación de productos hortofrutícolas con microorganismos patógenos, sustancias tóxicas y materiales extraños, denominados riesgos microbiológicos, químicos y físicos respectivamente; en las operaciones realizadas durante el crecimiento, cosecha, selección, embalaje, almacenado y transporte.

Los lineamientos voluntarios están comprendidos por los siguientes temas que deben ser desarrollados por los agricultores para su reconocimiento ante Senasica.

Sección I

Unidad de Producción.

1.1 Agua de uso Agrícola

1.2 Antecedentes y manejo de la unidad de producción

1.3 Uso de fertilizantes

1.4 Uso y manejo de Plaguicidas.

1.5 Cosecha del Producto.

  • Empacado en Campo

Sección II

Empacado en Campo.

2.1  Diseño y Estructura.

2.2  Instalaciones.

2.3  Agua para uso post cosecha y hielo.

2.4 Tratamiento post cosecha.

2.5  Manejo del producto

2.6  Cuarto frío y Almacén.

2.7  Transporte.

2.8  Higiene de equipos y utensilios.

Sección III

Lineamientos comunes a las unidades de producción y empaque.

3.1 Agua para uso y consumo humano.

3.2 Instalaciones sanitarias y estaciones de lavado de manos.

3.3 Prácticas del personal.

3.4 Sistemas de rastreabilidad.

3.5 Auditoías Internas

Sección IV

Procedimiento de certificación.

4.1 Procedimiento para obtener el reporte de Auditoria de BPA y BPM.

4.2 Procedimiento  para la verificación documental por parte de la Dirección General de Inocuidad Agroalimentaria, Acuícola y Pesquera.

4.3 Vigencia del certificado de aplicación de BPA y BPM.

El Comité Estatal de Sanidad Vegetal de Guanajuato A.C. continúa operando en el Estado el programa sobre
la implementación de las Buenas prácticas agrícolas y de Manejo para los productores de hortalizas y frutas, los servicios que implican la imple-mentación permiten al agricultor en cumplir con estos lineamientos además de cualquier otro organismo de certificación o mercado que lo exija.

Para su atención y registro al programa de Inocuidad alimentaria  el Cesaveg cuenta con los siguientes servicios telefónicos: 01800 410 30 00,  01462 62 69686, 01462 62 67401, www.cesaveg.org.  HC

Ing. Fabián W. Vázquez Villalobos
Coordinador de Inocuidad Agroalimentaria