Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
[email protected]

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos:

Control del moho negro en el tomate

15

Causado por Alternaria alternata


El moho negro del tomate causado por el hongo Alternaria alternata es la principal enfermedad del fruto para industria en el norte de Sinaloa. Los síntomas varían desde pequeñas lesiones superficiales café claro hasta lesiones necróticas hundidas en los frutos maduros y en condiciones de alta humedad el hongo produce una capa negra de conidios sobre el tejido infectado. Es común la aplicación de los fungicidas Mancozeb o Clorotalonil para el control de la enfermedad; sin embargo, en muchas ocasiones las aplicaciones resultan ineficaces debido a que se realizan con presencia de síntomas iniciales de la enfermedad.

Considerando la importancia de la enfermedad; se llevó a cabo el presente estudio con el objeto de determinar la eficacia del fungicida Amistar® en el control del moho negro considerando la acumulación de unidades calor en el cultivo como factor que determina el periodo en el que los frutos se tornan susceptibles a la enfermedad. Adicionalmente se consideraron los periodos con follaje mojado y la temperatura promedio durante dichos periodos en el sistema TOMCAST para establecer los intervalos de aplicación una vez que se realizó la primera aplicación preventiva de Amistar®.


CUADRO 1. Efecto preventivo de Amistar en el control de moho negro del tomate causado por A. alternata al realizar la primera aplicación con diferentes acumulaciones de unidades calor en el cultivo y las subsecuentes aplicaciones se basaron en el sistema TOMCAST.

% de fruto dañado
TratamientoUnidades calor (a)Frecuencia de aplicaciones (en VSE)**Frecuencia de aplicaciones (en días)Total de aplicaciones85% de madurezEficacia Abbot98% de madurezEficacia Abbot
Amistar (400 gr/ha 1100Cada 20 VSE17.044 bc*7312.1 b*65.8
Amistar (400 gr/ha) 1280Cada 20 VSE17.536 bc6021.3 ab 39.8
Amistar (400 gr/ha) 1380Cada 20 VSE19.023 c8014.8 ab 58.1
Amistar (400 gr/ha) 1480Cada 20 VSE––19 ab4021.4 ab 39.5
Bravo 720 (2.5 L/ha) 6 semanas antes de la cosechaCada 3 semanas21.026 bc6025.4 ab 28.2
Testigo sin aplicación ––––––––15 a––35.4 a––

* = Los tratamientos agrupados con la misma letra no difieren al nivel del 5% en la prueba de Tuckey.
** = VSE valores de severidad de enfermedad en base al sistema TOMCAST.
(a) = Unidades calor acumuladas en el cultivo al realizarse la primera aplicación.


Los estudios de sensibilidad in vitro demostraron que el fungicida Amistar® a las dosis 7 y 10 ppm redujo la germinación de conidios de A. alternata en un 98.5 y 99.5%, respectivamente. Las mismas dosis sólo tuvieron un efecto leve en la supresión del desarrollo micelial del hongo.

El efecto preventivo de Amistar® en campo se determinó mediante la aplicación 400 gr de producto formulado por hectárea.

Dichas aplicaciones se iniciaron cuando se acumularon 1100, 1280, 1380 ó 1480 unidades calor en el cultivo. Se incluyó un testigo comercial que consistió en dos aplicaciones de 2.5 L/ha de Bravo-720 a las 6 y 3 semanas antes de la cosecha. También se incluyó un testigo absoluto sin aplicación.

Al iniciarse la primera aplicación cuando se acumularon las unidades calor arriba indicadas en el cultivo y las subsecuentes aplicaciones cada vez que se acumularon 20 valores de severidad de la enfermedad en sistema TOMCAST, el número de aplicaciones varió de 1 a 4 durante el ciclo de cultivo.

El intervalo entre aplicaciones expresado en días varió de 17 a 19 días; mientras que cuando se aplicó Clorotalonil (Bravo-720) a las 6 y 3 semanas antes de la primer cosecha el intervalo fue de 21 días. El por ciento de fruto con síntomas de moho negro (rechazables por la industria) varió de 3 a 9% cuando el cultivo mostró el 85% de madurez; las parcelas que recibieron las dos aplicaciones de Bravo-720 produjeron un 6% de fruto afectado, lo que contrastó con el 15% de fruto dañado por moho negro en las parcelas testigo sin aplicación. La eficacia Abbot de los tratamientos varió de 40 a 80% observándose la mayor eficacia cuando se realizó la primera aplicación al acumularse 1380 unidades calor en el cultivo donde se realizaron dos aplicaciones durante el ciclo del cultivo.

Cuando la cosecha se realizó con el 98% de madurez, se observó de 12.1 a 25.4% de fruto afectado en los tratamientos; pero ésto contrastó con el 35.4% de fruto afectado y rechazable por la industria en la parcela testigo sin aplicación. Debido a la demora en esta segunda cosecha, la eficacia de los tratamientos declinó; sin embargo, el iniciar las aplicaciones con la acumulación de 1380 unidades calor constituyó el mejor tratamiento desde un punto de vista comercial.

Los resultados de campo indican que al acumularse 1380 unidades calor en el cultivo es el momento indicado para iniciar las aplicaciones de Amistar® contra la enfermedad, pues con este criterio se realizaron sólo dos aplicaciones de fungicida; mientras que al iniciar los tratamientos con la acumulación de 1100 y 1280 unidades calor en el cultivo y las subsecuentes con la acumulación de 20 valores en el sistema TOMCAST se realizaron 4 y 3 aplicaciones, respectivamente, con una eficacia comparable al realizar 2 aplicaciones.

Estudios realizados en Ohio, EEUU indican un excelente control de moho negro y otras enfermedades foliares y de fruto al realizar 5 aplicaciones de Bravo-720 cada vez que se acumulan 15 ó 20 valores de severidad en el sistema TOMCAST. Fue interesante encontrar que bajo las condiciones de humedad y temperatura prevalecientes durante la temporada 1999-2000 sólo dos aplicaciones fueron suficientes para lograr un control aceptable del moho negro.

Desde luego la frecuencia de las aplicaciones expresada en tiempo dependerá de la duración de los periodos con follaje mojado en combinación con la temperatura promedio durante dicho periodo. Durante la conducción del presente estudio de campo el intervalo entre aplicaciones varió de 17 a 21 días, reflejando el intervalo más amplio los periodos con follaje mojado menos prolongados al final del experimento.

Las plantas procesadoras de tomate recomiendan al productor cosechar cuando el cultivo muestre un 85% de madurez; sin embargo, es frecuente que por múltiples razones el productor no logre cosechar a tiempo. Esta demora expone a los frutos maduros al moho negro y como consecuencia los envíos de frutos se llegan a rechazar en la industria. Las plantas procesadoras aceptan hasta el 8% de fruto dañado por moho negro; todo los que supere a dicho por ciento de daño se le descontará al productor y los envíos se rechazan si el por ciento de fruto dañado alcanza el 15%.

En la primera cosecha (85% de madurez) del experimento de campo sólo las parcelas que recibieron una aplicación de Amistar® mostraron el 9% de fruto dañado, lo que significa que si la producción se hubiera enviado a la industria se descontaría sólo el 1% del peso total; contrastando con el 15% de fruto dañado que se obtuvo de las parcelas sin aplicación implicando el rechazo de la materia prima por la industria. Como es de esperarse, el mantener el fruto maduro en el campo hasta alcanzar el 98% de madurez originó un 35.4% de fruto dañado por moho negro en las parcelas sin aplicación; sin embargo, las parcelas que recibieron de 2 ó 4 aplicaciones de Amistar® iniciando con la acumulación de 1380 ó 1100 unidades calor en el cultivo, respectivamente, mostraron daño que representa descuentos en la cosecha, más no rechazo de la misma por la industria.

Los híbridos de tomate industrial que actualmente se cultivan poseen la característica de crecimiento determinado y están diseñados para exhibir una madurez concentrada, para así recurrir a las cosechas en forma mecánica. Esto representa un sistema ideal para el uso de unidades calor como criterio para iniciar las aplicaciones preventivas de fungicida contra la enfermedad.

Además, el inóculo del hongo siempre está presente y empieza a incrementarse desde la invasión de pétalos de flores fecundadas que caen al suelo o permanecen adheridas al fruto. Las poblaciones del hongo también se incrementan cuando el follaje se torna senescente y es susceptible a la invasión de un patógeno débil como lo es A. alternata. Las aplicaciones de Amistar® prolongaron la vida del follaje, esto representa un atributo adicional en el uso del producto ya que uno de los factores que predisponen al fruto a la invasión por moho negro es la quemadura por sol, principalmente durante los meses de abril y mayo, cuando la radiación solar alcanza hasta 1120 watts/m2 entre las 14:00 y 16:00 horas en el Valle del Fuerte.

Del presente trabajo se derivaron las siguientes conclusiones:

  • El efecto de Amistar® in vitro sobre la germinación de conidios de Alternaria alternata se reflejó en el buen control del patógeno al realizar aplicaciones preventivas bajo condiciones de campo.
  • El uso de acumulación de unidades calor como base para el inicio de aplicaciones preventivas del fungicida Amistar® representa una opción innovadora y eficaz en el control del moho negro de frutos maduros de tomate industrial causado por A. alternata.
  • La integración de acumulación de valores de severidad en el sistema TOMCAST, para definir la frecuencia de aplicaciones una vez realizada la primera aplicación preventiva de Amistar® resultó adecuado.
  • En el Valle del Fuerte, se cuenta con una red de 20 estaciones meteorológicas automatizadas. Con el uso de estas herramientas y la indicación de las fechas de siembra por parte de los productores podremos asesorarles sobre el momento más indicado para el inicio de las aplicaciones preventivas y de esta forma minimizar los daños por moho negro en tomate industrial.

Dr. Rubén Félix Gastélum
Dpto. de Biología,
Universidad de Occidente,
Unidad Los Mochis