Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
[email protected]

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos:

“Golpea” frío y lluvias cultivos de hortalizas

Las lluvias y el continuo descenso de temperaturas que se han estado presentando en Escuinapa ha impactado en los cultivos de hortalizas, los cuales han sufrido quemaduras en el follaje.

Para contrarrestar el problema, los productores han recurrido a la aplicación de químicos, lo que encarece en por lo menos un 10% el costo de producción.

El problema para el sector es que no se sabe si en el trayecto de la temporada el precio comercial compense la inversión que se realice, manifestó Porfirio Salas Castillo, presidente del sector campesino.

“Los últimos días han sido de mucha preocupación para los productores de hortalizas, debido a las bajas temperaturas y a las lluvias que han ocasionado quemaduras en las hojas de la planta, lo que perjudica al proceso de producción”, dijo.

Indicó que para producir una hectárea de chile, los productores invierten alrededor de 120 mil pesos, por lo que ante los cambios de temperatura tienen que invertir por lo menos 10 mil pesos más en implementos a fin de proteger la producción y no perder el trabajo ya realizado.

Uno de los problemas para el sector hortícola, mencionó, es que en muchas de las ocasiones la inversión difícilmente se recupera.

Tan sólo el tomate, cuando la temporada de cosecha va iniciando, el kilo se comercializa apenas entre 2 y 3 pesos.

Salas Castillo señaló que el impacto de las heladas en las plantas de hortalizas es muy notorio ya que el follaje se observa visiblemente quemado y aunque los productores han hecho un esfuerzo para mitigar los efectos, en algunos casos el resultado no ha sido el esperado.

Mencionó que otra de las consecuencias que se espera es que de continuar las condiciones climáticas se empiecen a manifestar problemas de plagas y enfermedades, lo que equivale a más inversión para combatirlas.

“El problema es que se nubla, baja la temperatura y perjudica la planta porque no es el mismo rendimiento el que tienen”, expresó.

Se estima que tan sólo en la zona del valle, más de 4 mil hectáreas están siendo dedicadas al cultivo de chile, tomate y tomatillo, las cuales en su mayoría se encuentran en un estado de vulnerabilidad con las condiciones climáticas.