Noticias Recientes

Contáctanos:

Email
[email protected]

Teléfono
+52 (55) 5669-4540

Dirección
Indianápolis #70, Col. Nápoles Distrito Federal, MX – C.P. 03810

Síguenos:

Resurgen uva y hortalizas en Ramos Arizpe

Luego de que hace muchos años que Ramos Arizpe se caracterizara por el cultivo de la uva y hortalizas y que ambas actividades decayeran, comienza a resurgir de nuevo esta actividad.

Tras que hace 50 ó 60 años que la “Capital de la Industria” figurara como importante productor de uva a nivel nacional, de nuevo se empieza a establecer el cultivo de la vid en la exhacienda de San Juan de Amargos, aunque destinado a la producción de vino de mesa.

En este lugar, ubicado a unos 85 kilómetros de Saltillo, se ha comenzado con la producción de cinco hectáreas, aunque el costo es alto, de unos 250 mil pesos por hectárea, dado que el sarmiento es traído de California o Francia, afirmó el regidor Carlos Valdés del Bosque.

Recordó que a mitad del siglo pasado Ramos Arizpe era uno de los principales productores de uva junto con Parras. De esa época quedan como mudos testigos unas enormes bodegas que en ese entonces tenía la empresa Pedro Domecq en la ciudad donde ahora se ubica la Compañía de Aguas de Ramos Arizpe, en Capellanía.

El declive del cultivo tuvo que ver con heladas y el gusano barrenador. “Fueron cinco años de golpeteo a los productores”, añadió.

Añadió que no sólo en Ramos Arizpe sino en General Cepeda y Parras se establecen nuevos cultivos de la vid, aunque para producir uva para vino de mesa.

Aunque especificó que esta reactivación del cultivo no tiene un gran impacto en la derrama de empleos, porque en todos los casos comenzaron con cinco hectáreas.

Valdés del Bosque también reveló que en el área de las comunidades de La Leona y Las Norias se impulsa el cultivo de las hortalizas con la producción del chile, tomate y calabacita.

“Donde están restableciéndose también en La Leona son las mallas-sombras, es la protección de la hortaliza en malla, por medio de un programa que se estableció el año pasado con la Sagarpa, que se llamó programa chilero.