Domingo, Agosto 31, 2014
   
Text Size
anunciatehc2013_01anunciatehc2013_02anunciatehc2013_03
  • John Deere
  • John Deere
  • John Deere
  • Syngenta
  • Summitagro
suscribetehc2013_01suscribetehc2013_02
header-julio2014 ed-anteriores v-digital

Sistemas de automatización en agricultura protegida

automatizacionoctPodrá adelantar la siembra y la recolección del cultivo

EI uso del controlador climático en los cultivos ayuda a manipular los diferentes factores climáticos (ventilación, calefacción, pantallas térmicas o de sombreo, humidificación, recirculadores), las alarmas y los diferentes programas estándar.

automatizacion2Con este sistema se asegura el control de estos parámetros, de forma que se podrá adelantar la siembra y la recolección, saliendo al mercado cuando los precios son más favorables, y también se mejora la calidad de los productos para que sean considerados la mejor opción en el mercado.

En la actualidad no sólo se utiliza como una herramienta para hacer más eficiente el manejo climatológico de los cultivos, sino también para obtener parámetros de medición que ayudan a la nueva generación de productores a tomar decisiones precisas para un mejor manejo de las plantas. Esto propicia que los distintos sistemas de producción sean cada vez más independientes de los factores climáticos externos y de los errores humanos.

Riego

Los sistemas de riego por goteo están formados por un conjunto de mecanismos y tuberías interconectadas entre sí, para llevar el agua enriquecida de nutrientes con la presión y limpieza necesaria para que los goteros o emisores realicen la descarga con arreglo a su curva óptima de trabajo.

Los sistemas de riego tienen como objetivo la obtención del máximo rendimiento, lo que incluye la búsqueda de sistemas de cultivo más racionales y eficaces que los tradicionales.

Las principales ventajas de la fertirrigación localizada son: ahorro de agua, ahorro de fertilizantes, de mano de obra y labores culturales. Además, se consigue una aplicación racional de fertilizantes, preservando el medio de contaminaciones.

Ventajas de la fertirrigación:

  • Se localiza el agua y el fertilizante donde la planta lo necesita.
  • Se dosifican los elementos nutritivos de manera equilibrada.
  • Se puede fertilizar con pocas dosis de agua.
  • Ahorro de fertilizantes.
  • La asimilación de nutrientes es máxima, por localizarse en la zona de mayor desarrollo y absorción radicular.
  • Permite utilizar aguas ligeramente salinas.
  • En climas áridos permite un mejor manejo de la plantación, de la producción y de la calidad final.
  • Optimiza el rendimiento de la explotación, lo que se traduce en una mayor producción.
  • Mejora la calidad del cultivo.

Hay que aprender a obtener una respuesta confiable sobre las cantidades de agua necesarias, así como a conocer la mejor estrategia (cantidad y frecuencia) para cada variedad, región y clima; esto es fundamental para saber si es posible ampliar la cantidad de hectáreas en producción, o si no es suficiente el agua disponible actualmente y cuál es el costo de no poder regar según las reales necesidades.

Regar con toda el agua disponible puede ser tan perjudicial como no regar lo suficiente en el momento oportuno.

automatizacion5Sensores

EI uso de sensores para determinar las condiciones en las que la planta se encuentra ha venido incrementando en los últimos años, debido a la necesidad de los productores de monitorear el estado en que se desarrollan los cultivos, con la finalidad de determinar y proporcionar a las plantas las condiciones óptimas para su crecimiento.

Existe una gran diversidad de sensores en el mercado, por lo que es necesario que el productor determine cuál es el más adecuado a sus necesidades específicas. Para saberlo, deben tomarse en cuenta el tipo de cultivo y la aplicación que se les desee dar, y analizar las variables que afectan directamente a la producción. EI uso de sensores está relacionado con la automatización, ya que con base en la información que estos recogen, un sistema de control se regula para proporcionar a la planta las condiciones óptimas para su desarrollo.

Las variables más importantes son: humedad del suelo (se mide con tensiómetros y sensores de humedad relativa), temperatura y humedad del aire, radiación solar, velocidad y dirección del viento, conductividad y pH (acidez) del suelo. Todas estas variables están directamente relacionadas con el nivel de estrés de la planta y con las condiciones meteorológicas.

Existen otros sensores más avanzados, capaces de medir el crecimiento diario del fruto, las contracciones diarias del tallo, la velocidad de la savia y la temperatura de la hoja, variables relacionadas directamente con el desarrollo del cultivo.

Si se correlacionan estas variables con las de humedad y temperatura, se puede realizar un análisis que destaque el desarrollo de la planta en tales condiciones, y se puede apreciar bajo qué contexto la planta se desarrolla más rápido, así como qué factores la ponen en estado de estrés.

Lo más notable de este tipo de sensores es que presentan información en tiempo real para monitorear el crecimiento del fruto, lo cual permite detectar oportunamente cualquier problema o recesión en su desarrollo, y así realizar acciones correctivas que mejoren el estado del cultivo.

Estas acciones podrían ser: incrementar la tasa de riego, aumentar la ventilación dentro del invernadero, humidificar para reducir la temperatura, o regar en intervalos más cortos, entre muchas otras posibilidades.  HC

Marcos Lim Vega, Euronovedades

  • image
  • image
  • image

Busqueda de articulos

Login Form