Jueves, Octubre 30, 2014
   
Text Size
anunciatehc2013_01anunciatehc2013_02anunciatehc2013_03
  • John Deere
  • John Deere
  • John Deere
  • Syngenta
  • Summitagro
  • Gowan Semillas
suscribetehc2013_01suscribetehc2013_02
header-sep2014 ed-anteriores v-digital

El cultivo del chile serrano en México

chserranoAlternativa indispensable para ser competitivos

El chile serrano, llamado también chile verde” porque se usa casi exclusivamente en fresco para la elaboración de salsas, recibe su nombre de la región donde se producía originalmente, que es la serranía del norte de Puebla e Hidalgo en el declive del Golfo.

Es en esta región, donde en la actualidad se produce un chile muy apreciado por los consumidores exigentes de sabor, llamado “serranito” o “soledad” en Veracruz, que para muchos es el ancestro del serrano actual.
Debido a su amplio rango de adaptación, el chile serrano se produce comercialmente a nivel del mar en las regiones de las costas del Golfo (Tamaulipas y Veracruz) y del Pacífico (Nayarit-Sinaloa), hasta arriba de los 2,000 msnm en los estados de Hidalgo y San Luis Potosí, cubriendo un amplio rango de condiciones ambientales desde el trópico húmedo, trópico seco, templado y semiárido. Estas cualidades de adaptación han permitido el abasto de frutos frescos a los centros de consumo del país durante todo el año, lo que posibilitó convertir al serrano en uno de los chiles más populares de México.

Area sembrada y producción
El área sembrada en el país ha permanecido prácticamente sin cambio en los últimos 20 años, alrededor de 15 a 16 mil hectáreas; lo que se ha incrementado considerablemente han sido los rendimientos unitarios, de 8 a 12 toneladas por hectárea que se producían en la década de los 70’s, pasó a 15 ó 20 toneladas en los 80’s, hasta alcanzar actualmente un rendimiento superior a las 40 toneladas con tecnología de fertirrigación. Este incremento significativo y posiblemente único en la agricultura nacional, se debe tanto a la generación y adopción de cultivares mejorados, como a mejores técnicas de producción que van desde la nutrición, régimen hídrico y control fitosanitario; no hay que olvidar también, que es un cultivo de amplio manejo empresarial.

Factores de calidad

Como todo cultivo hortícola, para una buena comercialización se requiere reunir ciertos parámetros de calidad que son propios de este tipo de chiles, como son:
•    Sabor picante y aroma característico.
•    Frutos largos rectos sin punta (6 a 8 cm).
•    Color verde esmeralda brillante (sazón).
•    Color rojo a madurez total.
•    Frutos firmes de alto peso específico (7 a 12 g).
•    Epidermis lisa y delgada (sin pellejo).
Hay además otras características agronómicas y genéticas que son importantes para el productor, como son:
•    Precocidad (80 a 90 días a cosecha).
•    Alta capacidad de producción.
•    Amplio rango de adaptación (plásticos).
•    Resistencia o tolerancia a ambientes adversos (excesos de humedad, vientos).
•    Reacción favorable a organismos dañinos (plagas, enfermedades, malezas).serrano2

Regiones productoras
Hasta hace poco tiempo se tenían identificadas cuatro regiones productoras de chile serrano, que abastecían en un 80 a 90% el consumo nacional durante todo el año y de manera secuencial a saber:

Epoca del año Regiones productoras
Otoño-Invierno Sur de Tamaulipas
Invierno-Primavera Nayarit y Sur de Sinaloa
Primavera-Verano Río Verde, SLP
Verano-Otoño Edo. de Hidalgo


   
   
   
   

 

Actualmente, esta conveniente secuencia de producción ya no existe, debido a que el estado de Hidalgo por problemas patológicos de pudriciones radiculares prácticamente ha dejado de sembrar chile serrano; caso similar sucede con Río Verde, SLP, pero por enfermedades virales. Es así que hoy concurren al mercado nuevas regiones productoras en Sinaloa, Sonora, Guanajuato, Jalisco, Altiplano de San Luis Potosí, Centro de Tamaulipas y pequeñas pero importantes áreas de Nuevo León y Coahuila; lo que ha propiciado que en ciertos periodos se tenga sobreoferta.

Prácticas culturales

Aun cuando subsisten grandes áreas del sur de Tamaulipas con siembra directa, o la producción de plántulas en almácigos de tierra en Nayarit, es evidente que la producción de plántulas bajo condiciones de invernadero se ha establecido convenientemente debido a sus evidentes ventajas. Así también se nota un cambio acelerado al establecimiento del cultivo bajo condiciones de fertirrigación y el constante y sistemático control o prevención de las plagas, enfermedades y malezas, que son las prácticas indispensable que dan seguridad de producción.
La evolución de estos cambios tecnológicos, que requieren mayor inversión y conocimiento, han dejado fuera de toda posibilidad a la producción rudimentaria y de baja inversión que se tenía en algunas regiones, las cuales han desaparecido o están en vías de desaparecer, desgraciadamente.

Cultivares

Por muchos años se usaron semillas criollas y de producción artesana. El cambio en el uso de semillas mejoradas se dio a partir de la segunda mitad de la década de los 70’s, con la liberación del cultivar tampiqueño-74, que tuvo una gran aceptación y cambió el concepto de calidad de este tipo de chiles. Actualmente aún se establece cierta superficie con este genotipo y sus diferentes variantes que se han derivado; sin embargo, se han liberado al mercado y aceptado de manbera generalizada nuevos cultivares e híbridos que dan mayores rendimientos, mejor calidad de frutos y con resistencia a enfermedades. Estas nuevas variedades representan una alternativa indispensable para ser competitivos en el actual mundo globalizado en el que vivimos.  HC

Departamento de investigación Sistema Producto Chile (Inifap), Campo Experimental Sur de Tamaulipas

  • image
  • image
  • image

Busqueda de articulos

Login Form