Sábado, Agosto 23, 2014
   
Text Size
anunciatehc2013_01anunciatehc2013_02anunciatehc2013_03
  • John Deere
  • John Deere
  • John Deere
  • Syngenta
  • Summitagro
suscribetehc2013_01suscribetehc2013_02
header-julio2014 ed-anteriores v-digital

Producción de plántulas de chile en invernadero

produccion1

En Sinaloa.

La producción de plántulas de chile en Sinaloa es común entre los productores de hortalizas en la región. En la mayoría de los campos agrícolas de grandes superficies de siembra, así como entre los pequeños productores, las plántulas se producen en invernaderos tecnificados o en estructuras prefabricadas de traspatio, aun cuando existen empresas dedicadas a la producción y venta de plántulas de hortalizas.

Algunas de las razones por las que los productores se deciden por producir sus propias plántulas es porque tienen la certeza de que el material que trasplantarán es el que ellos escogieron y, además, que pueden decidir el tamaño de la plántula de acuerdo con las características que ellos requieren en sus terrenos de trasplante.

 

produccion2
Sin embargo, todos los productores buscan obtener plántulas sanas de abundante raíz y tallos gruesos. Para que esto suceda se deben de tomar muchas precauciones desde la selección del tipo de invernadero, el equipo de riego, la calidad del agua, y el tipo de charolas, hasta el tipo de sustrato a utilizar, el manejo del agua y la fertilización, entre muchos otros factores.
Invernadero
El invernadero debe de estar completamente limpio en su interior, así como en los alrededores, libre de malezas y basura; además, se debe de revisar la estructura para verificar que no existan zonas oxidadas y, si es necesario, se tiene que pintar.
Es indispensable saber cuántas charolas caben en cada una de las secciones y en el total del invernadero.
Es recomendable verificar con anticipación posibles orificios o rasgaduras en el plástico del invernadero y repararlas, además se debe de asegurar una buena ventilación.
Equipo de riego
Es de vital importancia asegurarse que el equipo de riego se encuentre en perfectas condiciones. Por tal motivo, es necesario mover en motor mangueras y cables para asegurase que todo se encuentre en perfectas condiciones, sin olvidar verificar que las boquillas no estén tapadas y que aspergen de manera uniforme, correcta y en la dirección adecuada.
Después de haber revisado cuidadosamente el equipo, se necesita saber qué cantidad de agua arroja éste por cada pasada: a esto se le llama calibrar el equipo de riego, que es muy necesario para programar los riegos y las fertilizaciones.
Calidad del agua
Es fundamental conocer la calidad del agua con la que se riegan las plantas, como son su calidad química, biológica y física; su pH, conductividad eléctrica (cantidad de sales), presencia de carbonatos y bicarbonatos.
produccion3

Biológicamente es necesario saber si el agua de riego presenta bacterias u hongos que puedan afectar el desarrollo de la plántula o bien la salud humana por la presencia de E-coli o salmonella.
Dentro de las características físicas se debe de observar la turbidez, la basura, etcétera.
Charolas
Existen en el mercado charolas de diferentes tipos, tamaños y cavidades, de plástico y poliestireno. Las más comunes son las de poli-estireno por sus características físicas para el sur de Sinaloa. Las hay de diferentes cavidades, pero las más usadas son las de 200 cavidades.
El tipo de charola dependerá del tamaño del invernadero y la superficie de terreno que se quiere trasplantar.
Si las charolas ya fueron utilizadas previamente es necesario desinfectar cada una de ellas antes de usarlas. Uno de los productos más comunes es el Mect-5, a razón de 1.0 litros de producto por 100 litros de agua y vapor caliente a 80°C.
Tierra
Existen en el mercado diferentes marcas de tierra. Un aspecto importante que se debe de tomar en cuenta es si la tierra contiene nutrientes o si es una tierra pobre.
Algunos sustratos ya vienen tratados con micorrizas o bien con algún agente biológico, por lo que es importante saber este aspecto.
Una vez que la tierra es desmenuzada y humedecida, las charolas son llenadas con este sustrato. Se le puede agregar 10 ó 20% de vermiculita que ayuda a la ventilación de las raíces.
Una charola de 200 cavidades pesa alrededor de 350 gramos y es llenada con 1,300 gramos de tierra, se cubre con 80 gramos de ver-miculita y puede absorber 1,300 gramos de agua al saturarla después de la siembra.
Vermiculita
La vermiculíta es utilizada generalmente para tapar las semillas. Existen tres tamaños: la más común es la número dos.
Una vez selladas las charolas con vermiculita se aplica el riego. Cada charola se lleva entre 75 y 100 gramos de vermiculita.
Llenado de charolas
En la mayoría de los casos, las charolas son llenadas manualmente; se aprietan con las manos y están listas para realizar los orificios donde será depositada la semilla.
Periodo de germinación y emergencia
Una vez que las charolas han sido sembradas y regadas, éstas son depositadas en un lugar sombreado para que inicie la germinación. El proceso inicia con la absorción de agua por las semillas. Este proceso, dependiendo de la semilla, puede durar hasta seis días.
produccion4
Durante el periodo de germinación, las charolas deben de estar apiladas en estibas dentro de un cuarto de germinación o en un invernadero. Se debe detectar el momento justo para extenderlas en el invernadero; de lo contrario, las plántulas pueden alargarse por la falta de luz y no servir.
A los siete días, las plántulas de chile deben de colocarse en un invernadero cerrado con malla antiáfida 40x40. El manejo que se le debe dar a las plántulas en invernadero se muestra en el Cuadro 1.
Manejo del agua
El agua se debe tratar para el control de bacterias, hongos y materiales sólidos en suspensión.
Fertilización
Generalmente se inicia la fertilización cuando se tiene arriba del 90% de emergencia, cuando empieza la aparición de las primeras hojas verdaderas. Se aplica fósforo, potasio y calcio desde el inicio; magnesio y micronutrientes una semana después; se coloca enraizador en dos y hasta en tres ocasiones. El nitrógeno se dosifica muy bajo y se incrementa en la última semana.
Las dosis se especifican en gramos o mililitros por litro de agua aplicada.

  • Dosis baja: 0.25-0.50 g/L.
  • Dosis media: 0.50-1.0 g/L.
  • Dosis alta: 1.0-1.5 g/L.
La recomendación en cuanto a fertilización es que se aplique el producto en una o dos pasadas de agua y dar una aplicación de pura agua para bajar el fertilizante a la zona radicular y evitar quemaduras de hojas.
Los riegos generalmente reponen entre 300 y 500 gramos de agua por charola por día.
Manejo de malla sombra
Existen en el mercado mallas sombra con diferentes porcentajes de sombra. En los invernaderos de plántulas en Sinaloa, las mallas comunes son del 80% de sombra.
Cuando las charolas llegan al invernadero (charolas sembradas) debe estar colocada la malla sombra; así permanece hasta que las plántulas alcanzan los primeros 4 cm de altura, para luego quitarla por periodos cortos y evitar el crecimiento rápido de las plántulas.
produccion5
La malla se coloca por las mañanas, cuando la temperatura se acerca a los 34°C (entre 10-11 horas) y se quita por las tardes. Cada día se acorta el periodo con sombra hasta quitarla totalmente. Este proceso es muy importante y requiere mucha responsabilidad para moverlas en las horas más calientes del día.
Plántulas terminadas
Las plántulas están listas para salir a plantarse, ya sea al campo, en mallas sombra o invernaderos.
Las plántulas deben de llenar los siguientes requisitos: tallos gruesos y fuertes, raíces sanas y abundantes, altura de 13-15 cm y hojas verde claro y libres de plagas y enfermedades.
Dependiendo del tipo de cultivo es el periodo que dura en el invernadero, por ejemplo: Pepino: 13-16 días. Tomate: 28-35 días. Chile: 30-40 días.  HC
Ing. Juan Alberto Santoyo Juárez
Centro de Validación y Transferencia de Tecnología de Sinaloa, AC



  • image
  • image
  • image

Busqueda de articulos

Login Form