Acciones para fortalecer a la vitivinicultura nacional

58

Acompañado por el director general de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV), Jean-Marie Aurand y el presidente del Consejo Mexicano Vitivinícola, Daniel Milmo Brittingham, el funcionario federal destacó que estamos ante el reto de mejorar las regulaciones normativas, esquemas de apoyo y políticas públicas para consolidar la competitividad de este sector en el país.

Recordó que el año pasado, luego de más de 10 años de ausencia, México se reintegró a la OIV, lo que representa un importante avance hacia el reconocimiento internacional en el desarrollo de la vitivinicultura del país.

Indicó que entre las primeras acciones que se han realizado, está la constitución de un Comité Interinstitucional, donde todos los actores de la cadena estén involucrados en la toma de decisiones, a efecto de actuar como un bloque y afrontar los retos de manera responsable.

“Tenemos que tomar decisiones profundas y claras por el bien del sector, no se van a tomar decisiones unilaterales sino coordinadas en temas como normatividades y certificados que requiere el sector”, añadió.

Mencionó que en días pasados, integrantes del Comité asistieron a la reunión anual de expertos en la sede de la Organización Internacional del Vino en Paris, Francia para conocer las acciones y discusiones acerca de las resoluciones técnicas y de carácter científico, con el fin de aplicarlas coordinadamente entre el sector público y privado en beneficio de la vitivinicultura mexicana.

Armando Narváez Narváez, presentó oficialmente la candidatura de México para ser, en el 2022, sede del Congreso Mundial de la Viña y el Vino con el objetivo de que no solamente se conozca mejor la calidad del vino que producimos, sino dónde y quiénes lo elaboran.

Por su parte, el Director General de la OIV, Jean-Marie Aurand, destacó que en México “conocí un amplio potencial de diversificación de exportación para la uva de mesa y pasas mexicanas, y degusté buenos y excelentes vinos mexicanos, sin defectos en su elaboración, que desde mi perspectiva tiene grandes posibilidades para su crecimiento en el mercado interno e internacional”.

Abundó que existe una tendencia mundial de crecimiento en el consumo responsable de esta bebida, por lo que en próximos años se requerirá de una mayor oferta, en la cual, la vitivinicultura mexicana tiene una destacada oportunidad para su crecimiento.